El Presidente Sebastián Piñera explicó este domingo cómo funcionarán las líneas de crédito que la banca pondrá a disposición de pymes y empresas después de que el Gobierno anunciara durante esta semana un Plan Histórico de Garantías Estatales por US$3.000 millones, el cual tiene por objetivo facilitar el acceso a préstamos a compañías que se han visto afectadas por la crisis del coronavirus.

Así, desde el Palacio de La Moneda y acompañado por el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, el Mandatario indicó que “este plan requiere la activa y expedita participación de los bancos para que estas líneas de crédito covid-19 lleguen de forma efectiva, masiva y oportuna a las empresas que las necesitan y en condiciones preferentes de tasa de interés y plazos”.

“Estos créditos garantizados por el Estado permitirán a los bancos otorgar facilidades de créditos para capital de trabajo de las empresas por hasta US$24.000 millones”, dijo el Presidente.

Así, respecto a los elementos centrales que contemplarán estas líneas de crédito, Piñera enumeró cinco puntos:

1) Los montos de la línea de crédito covid-19 para capital de trabajo podrán llegar hasta el equivalente a 3 meses de ventas de la empresa, en un periodo normal. Para dicho periodo se consideró el plazo entre octubre de 2018 y septiembre de 2019.

2) Esta línea de crédito tendrá 6 meses de gracia y será pagadera en cuotas durante un periodo de entre 24 y 48 meses.

3) Estos créditos tendrán una tasa de interés máxima real, que en las actuales circunstancias será 0, o incluso negativa, según la evolución de la inflación.

4) El compromiso de los bancos es ofrecer la línea de crédito covid-19 de forma masiva, expedita y estandarizada. Esto significa que estará disponible para la inmensa mayoría de quienes son clientes comerciales de los bancos, es decir, 1,3 millones de potenciales beneficiarios.

Lo anterior, incluye a empresas y personas naturales con inicio de actividades productivas, que cumplan con los requisitos básicos de elegibilidad y que tengan ventas anuales de hasta 1 millón de UF.

5) Por último, para las empresas que suscriban la línea de crédito covid-19, hemos pedido a la banca postergar cualquier amortización de otros créditos preexistentes por al menos 6 meses, de forma tal de aliviar la carga financiera de las empresas en este difícil momento.

Respecto a los bancos que ya se adhirieron al marco establecido por el Gobierno, el Presidente nombró a Banco de Chile, Banco Santander, BCI, Scotiabank, Itaú y BancoEstado. “Estos bancos en su conjunto representan cerca del 90% del total de colocaciones del sistema”, dijo Piñera y agregó que se espera que dentro de los próximos días el resto de los bancos también se adhiera a las conficiones fijadas.

/psg