El escritor y periodista Carlos Montaner repudió el voto de Argentina y México en la OEA sobre las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua. “Los demócratas nicaragüenses, incluidos algunos sandinistas presos, rechazan la carta de México y Argentina”, expresó a través de su cuenta de Twitter.

“Es increíble que estos dos países respalden al asesino Daniel Ortega. ¿Cuántos muchachos más debe matar el aprendiz de Somoza?”, se preguntó. Y concluyó: “Ya lleva 356″.

El repudio del prestigioso comunicador se sumó al de Human Rights Watch, que en las últimas horas definió el comunicado emitido por ambos países como “penoso”.

El director ejecutivo para las Américas, José Vivanco, compartió en su cuenta de Twitter el comunicado emitido por la cancillería argentina con un mensaje: “Penoso comunicado de México y Argentina sobre la situación en Nicaragua. Una cosa es buscar una salida negociada a esta crisis y otra muy distinta es decir estos disparates”.

El martes, Argentina y México se manifestaron en contra de intervenir en asuntos internos de ese país, lo que los llevó a no apoyar una resolución debatida en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos.

Ambos países manifestaron también su desacuerdo con la “pretensión” de “imponer pautas desde afuera o de prejuzgar indebidamente el desarrollo de procesos electorales”. “En este contexto, no nos fue posible acompañar el proyecto de resolución puesto a consideración hoy en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA)”, sentencia.

El Consejo Permanente de la OEA abordó en una sesión extraordinaria la situación en Nicaragua, después de que el secretario general del organismo, Luis Almagro, instase a aplicar la Carta Democrática Interamericana por la represión a la oposición.

Con 26 votos a favor, tres en contra y cinco abstenciones, el organismo aprobó la resolución “La Situación en Nicaragua”, que, entre otros puntos, condena “inequívocamente el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los precandidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes” y solicita “la inmediata liberación de los precandidatos presidenciales y de todos los presos políticos”.

El lunes, el régimen de Daniel Ortega defendió los arrestos de varios dirigentes opositores, incluido el de cuatro aspirantes a la Presidencia y dos históricos ex guerrilleros, y exigió la “no injerencia de cualquier Gobierno extranjero” en sus asuntos internos, a solo cinco meses de los comicios en los que Ortega, en el poder desde 2007, busca una nueva reelección.

Mientras tanto, el miércoles el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, subrayó que “no existen condiciones” para unas “elecciones justas y libres” en Nicaragua e instó a la “liberación inmediata” de lo cuatro candidatos presidenciales.

En un comunicado, Blinken expresó su “contundente respaldo” a la resolución aprobada por una amplia mayoría compuesta por 26 países en la OEA que pide “la inmediata liberación de los precandidatos presidenciales y de todos los presos políticos”.

“Dada la reciente represión del régimen y su falta de una reforma electoral profunda, las condiciones para unas elecciones justas y libres este noviembre no existen”, indicó el jefe de la diplomacia estadounidense.

/psg