Y si como decía Oscar Wilde “la experiencia es sólo el nombre que se le da a los errores”, puede quedar una larga secuencia de experiencia por delante.

Pero mientras tanto, como apunta Diana Aurenque, es “urgente dirigir una campaña contra el populismo –de derecha e izquierda”-, porque agrega, son ellos “los que causan más daño, profundizando las fisuras y dividiendo al país entre buenos y malos, entre amigos y enemigos”.

“Los populismos que desinforman, tergiversan o mienten”, escribe, “limitan la posibilidad de que cada quien decida soberanamente por la opción que considere mejor”.

Para la directora del Departamento de Filosofía de la Usach, la unidad nacional “sólo se logrará si se defiende la autonomía individual que los populismos atacan”.

 Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap