El senador José Miguel Insulza (PS) abordó esta mañana la controversia en torno al acto de cierre de la Convención, luego que la instancia se retractara y finalmente accediera a invitar a los expresidentes de la República a la ceremonia del próximo 4 de julio.

En conversación con Tele13 Radio, el parlamentario comentó con humor y de manera particular la decisión del expresidente Ricardo Lagos de declinar su asistencia a ese evento.

“Si en lo personal a mí me dijeran ‘mira, invitaron a todo al mundo a una fiesta y a mí no me invitan…y después de un largo alegato deciden invitarme, yo no estoy muy seguro que fuera. No sé si se entiende”, dijo Insulza.

“Fue un poco a tirones la invitación, digámoslo francamente”, agregó entre risas.

Más en serio, el senador dijo que la intencionalidad original era derechamente no invitar a los mandatarios y admitió que algunas de esas actitudes le generan preocupación.

“Había gente en esa convención que no quería que fueran los expresidentes y después tuvo que convencerse con las discusiones, los argumentos ‘qué bueno, que era una locura, cómo no los iban a invitar, el tema institucional, la tradición republicana’; pero la verdad es que la primera intención fue no invitaros. Eso es lo que a mi preocupa. Me preocupa eso, su actitud. Me ha preocupado eso desde el principio, en la convención y creo que esta vez se confirmó”, sostuvo.

Consultado sobre qué explica esa motivación, el ‘panzer’ dijo que es el reflejo de que hay gente que “cree que va a cambiar este país entero”

“Yo francamente soy de los que no cree que el país vaya a cambiar tanto como se dice. Creo que todo cambio es gradual y como lo ha escrito alguien por ahí, creo que fue José Antonio Viera Gallo, la dictación de una nueva constitución es el comienzo de un cambio constitucional”, afirmó.

/psg