“Subsecretario del Interior del gobierno del Presidente Gabriel Boric”. Esa descripción alcanzó a poner, pasado el mediodía, en su biografía de su cuenta de Twitter, Nicolás Cataldo (PC). Sin embargo, eso duró solos unos minutos y se vio obligado a eliminar la reseña. El Ejecutivo terminó retrocediendo en la decisión y regresándolo a su puesto original en la Subsecretaría de Educación.

“Designación de comunista Nicolás Cataldo a cargo de la Subsecretaría de Interior es un gravísimo error y un peligro para la seguridad de la nación”, publicó en sus redes sociales el exabanderado presidencial del Partido Republicano, José Antonio Kast, mientas que el exconvencional Felipe Harboe hizo lo propio señalando que “cuando se entrega la seguridad al PC el Presidente Gabriel Boric toma una definición estratégica; y cuando se pone a alguien sin experiencia y con prejuicios contra las policías, revela su livianidad con la seguridad de Chile”.

Nicolás Cataldo arribando a La Moneda cuando ya había sido nombrado para la Subsecretaría del Interior.

Como ellos, hubo varios cuestionamientos más. A esas las alturas las críticas estaban desatadas y en redes sociales circulaban antiguos mensajes de Cataldo (del año 2011) en contra de las policías, principalmente, en contra de Carabineros, de quien sería su jefe directo en Interior en caso de arribar al cargo. “Carabineros torturadores” y “pacos infiltrados”, eran algunos de sus publicaciones antiguas de Twitter que comenzaron a difundirse y que, incluso, procedió a borrar, sin que eso evitara que Boric retrocediera en su nombramiento.

La información de la llegada de Cataldo no era un trascendido, sino que Presidencia lo informó de manera oficial, a través de un comunicado, a las 11.49. Ahí se comunicó que el comunista arribaba en reemplazo de Manuel Monsalve (PS). Así, sería Cataldo quien firmaría los decretos con la asunción de los nuevos ministros que estaba contemplado que fueran anunciados al mediodía por el Mandatario, en el Patio de Los Cañones. No obstante, la polémica nominación terminó desarmando el diseño original y retrasando, en más de una hora, la puesta en escena con la que se buscaba iniciar el segundo tiempo del gobierno tras la dura derrota electoral de este domingo, donde se impuso de manera contundente el Rechazo.

A los duros reparos públicos, el golpe de gracia lo dio Chile Vamos quien amenazó con restarse de la reunión que está contemplada para hoy en Palacio, a las 17.00, con todos los partidos políticos para buscar darle continuidad al proceso constituyente. La tensión en Palacio iba en aumento y Boric, con su equipo más íntimo, se vio forzado a modificar su diseño. El Jefe de Estado, dicen en el Ejecutivo, entendió que el “ruido” que estaba generando Cataldo (a quien tenía bien evaluado en Educación) no era el mejor momento y prefirió echar pie atrás.

En paralelo, varios secretarios de Estado esperaban desconcertados en el Salón Montt Varas que se diera inicio a la ceremonia.

Antes del traspié de Cataldo, el esquema era el siguiente: Monsalve dejaba la subsecretaría del Interior y asumía como ministro de la Segpres en reemplazo de Giorgio Jackson. Sin embargo, el militante terminó volviendo a su puesto original y la exjefa de gabinete de Michelle Bachelet, Ana Lya Uriarte (PS) quedó a cargo de la cartera que le pertenecía a Jackson. La nominación de Uriarte -quien era una de las cartas que empujó la directiva socialista- fue a último minuto en medio del enredo que generó la polémica con el funcionario del PC.

6 de septiembre 2022/Santiago Primer cambio de gabinete del gobierno del presidente Gabriel Boric. FOTO KARIN POZO/AGENCIA UNO

Finalmente, a las 13.28 comenzó la transmisión del ajuste ministerial, con Monsalve leyendo el decreto de quienes entraban y salían del gabinete y se confirmó lo que ya se sabía: Izkia Siches dejó el Ministerio del Interior (quedando fuera del gabinete) y en su lugar asumió la exvocera del primer gobierno de Bachelet, Carolina Tohá; en Segpres quedó Uriarte, mientras que Jackson fue trasladado a Desarrollo Social, cartera que había quedado con subrogancia tras la salida, en los días previos a los comicios, de Jeanette Vega.

De esta manera, Boric terminó confirmando un cambio de hegemonía en su comité político y dando paso al Socialimo Democrático al núcleo de su administración.

Junto con las modificaciones en el corazón del Ejecutivo, el Jefe de Estado también confirmó los ajustes en las carteras sectoriales. En el Ministerio de Salud dejó el cargo María Begoña Yarza y asumió en su lugar Ximena Aguilera; en Energía se concretó la salida de Claudio Huepe y arribó en su reemplazo Diego Pardow, quien hasta hoy se desempeñaba como asesor del segundo piso de La Moneda.

En el Ministerio de Ciencia, en tantose selló a salida de Flavio Salazar y asumió Silvia Díaz Acosta, quien se convirtió en la primera mujer en ocupar este cargo desde la creación de la cartera, en 2018.

El Presidente, además, durante su alocución informó -con el objetivo de equilibrar la presencia de Apruebo Dignidad que quedó disminuido en su peso específico en el gobierno-, que la ministra del Trabajo, Jeannette Jara, formará parte del comité político.

Si bien se despejó la permanencia de Jackson en el gabinete, aún es una interrogante si Desarrollo Social volverá a ser parte del comité político.

La ceremonia, en todo caso, no estuvo exenta de emociones. Siches dejó entre lagrimas su cargo y se despidió con un fuerte abrazo de Boric, quien le repitió, en más de una oportunidad, “muchas gracias”.

El Mandatario tuvo sentidas palabras las autoridades que debieron abandonar sus cargos y transmitió que fue una de las decisiones más difíciles que ha tenido que tomar.

/Escrito para La Tercera por Isabel Caro y Martín Browne

/gap