El duelo entre Liverpool y Atlético de Madrid por los octavos de final de la Champions League todavía se sigue jugando. Claro, porque dicho encuentro entró en el ojo del huracán para las autoridades británicas, luego de que se dedujera que el comienzo del coronavirus en la ciudad de los Beatles se pueda haber iniciado en dicho partido.

Steve Rotheram, alcalde de Liverpool, pidió una investigación por el duelo entre los “reds” y Atlético de Madrid y su posible relación con el masivo contagio en la ciudad y en Reino Unido.

Rotheram, señaló en conversación con BBC que “si la gente se ha contagiado como resultado directo de un evento deportivo que creemos que no debería haberse celebrado, es escandaloso”.

“No solo se puso en peligro a los aficionados, sino también a todos los trabajadores sanitarios y a sus familias que lo pueden haberlo contraído”, añadió la autoridad.

“Hemos visto un incremento en la curva de infección. Eso necesita ser investigado para descubrir si algunas de esas infecciones están directamente conectadas con los aficionados del Atlético. No tenían permiso para reunirse en su propia ciudad, pero vinieron a la nuestra y pueden haber esparcido el virus”, cerró.

Por Ignacio Soto Bascuñán