“Estuvimos trabajando intensamente”, aseguró el ministro de Hacienda Mario Marcel, quien esta mañana se refirió al proyecto alternativo anunciado recientemente para frenar un nuevo retiro masivo desde los fondos de pensiones y que el Gobierno ingresará al Congreso durante esta jornada.

Según dijo el jefe de la billetera fiscal en un seminario organizado por la Sofofa y la UDD, la propuesta contiene “fundamentos más comprensibles que están detrás de la discusión del quinto retiro y poder responder a eso con medidas que no agreguen leña a la hoguera de la inflación, que no presionen la inflación”.

Dicho eso, detalló que la iniciativa, en primer lugar, contiene una norma de carácter permanente que extrae automáticamente recursos a los fondos de pensiones de deudores de pensión alimenticia para pagar lo adeudado y así “no depender de estos ciclos de retiros”.

Esto, agregó, es similar a lo que ya ocurre con la división de recursos de pensiones en caso de divorcio. “Es parte de la misma lógica de un quiebre familiar donde está en riesgo que una parte quede desprotegida”, dijo.

Lo segundo, continuó, es que se permita “adelantar” recursos previsionales para la adquisición de una primera vivienda -tal y como se hace en Nueva Zelanda-, además de permitir el uso de fondos de pensiones para el pago de deudas. “Son recurso que no se usan en consumo”, subrayo Marcel, por lo tanto “no vamos a tener presión demanda o efectos sobre tasas de interés”.

Por último, aseguró que se permitirá un retiro previsional, pero “de una envergadura muy diferentes, no más de la décima parte que habría requerido un retiro masivo e incondicional”.

“Eso nos permita dar una respuesta con medidas de carácter permanente en algunos casos y excepcionales por otro, pero que aseguren que los riesgos de los retiros no se lo vamos a imponer a los chilenos a través del impacto sobre la inflación”, concluyó el titular de Hacienda.

/psg