Se complica la candidatura de Karol Cariola (PC) a la presidencia de la Cámara de Diputados. Esto, porque la bancada de la Democracia Cristiana (DC) en la Cámara Baja ratificó que no votarán por la parlamentaria comunista para presidir la Corporación.

El apoyo falangista había estado en duda durante las últimas semanas y estaba supeditado a que el PC tomara distancia de las querellas presentadas en contra del exdirector del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco, quien es exmilitante de la DC.

Así, y con el fin de salvar la postulación de Cariola, es que el PC hizo llegar una carta a la bancada demócrata cristiana para resolver sus inquietudes y conseguir que respaldaran a la comunista. Sin embargo, la misiva no dejó conforme a ningún integrante de la falange.

La respuesta enviada por los comunistas, a la que accedió La Tercera, señalaba que “el Partido Comunista de Chile declara que no es parte de la querella presentada por la Comisión Chilena de Derechos Humanos, la Coordinadora de Víctimas y Familiares de Trauma Ocular, la Agrupación de Víctimas de Violencia por parte de Agentes del Estado y la Coordinadora de Víctimas de a perdigones que de manera autónoma han presentado contra el señor Sergio Micco”.

Dicha declaración no dejó conforme a los parlamentarios de la falange: “Hemos concluido de manera unánime que el texto propuesto no satisface lo que hemos solicitado. El texto sólo se remite a decir que el Partido Comunista no presentó la querella, algo que todos sabíamos, pero no responde a la petición clara que hemos formulado en reuniones conjuntas con las demás fuerzas políticas y de manera pública, de rechazar esa acción judicial”, indicaron los diputados DC mediante un comunicado.

Justamente este miércoles se realizó en el Congreso de Valparaíso una reunión –en las dependencias de la Segpres en el Parlamento y que fue liderada por la ministra de la cartera, Ana Lya Uriarte-, en donde se buscó acercar posiciones entre la DC y el PC y donde los comunistas entregaron el documento que fue rechazado este jueves.

En la misiva, los parlamentarios falangistas aseguraron que “mantenemos nuestra decisión de no concurrir con nuestros votos a apoyar a la candidata o al candidato que dicho partido presente para encabezar la Cámara el próximo 7 de noviembre, mientras ellos directa y claramente no se manifiesten contrarios a esa acción judicial”.

Finalmente , desde la DC indicaron que la decisión ya fue comunicada a las autoridades del PC y “demás partidos políticos con los cuales nos hemos reunido”.

Según el acuerdo de gobernabilidad, que fue firmado en marzo de este año por las bancadas oficialistas, la Democracia Cristiana (DC), el Partido Ecologista (PEV), el Partido de la Gente (PDG) e independientes, -y del que se excluyó a las fuerzas de derecha-, le correspondía a la diputada comunista liderar la Cámara de Diputados por un año, en reemplazo de Raúl Soto (PPD), quien este miércoles renunció a la testera.

Junto con la DC, desde el Partido de la Gente (PDG) también se han distanciado de la candidatura de Cariola. De hecho, desde la colectividad de Franco Parisi se deslizó la idea de presentar una candidatura aparte para presidir la Corporación, o enrocar el año para encabezar la testera con el PC. ”Si se nos diera la oportunidad de asumir, confiamos en servir de puente en una Cámara que se ha visto tan dividida”, aseguró el pasado viernes el subjefe de bancada del PDG, Víctor Pino.

Es así como las negaciones se han intensificado para salvar la candidatura de Cariola. De hecho, la ministra Segpres, Ana Lya Uriarte, declaró este jueves que estaba dispuesta a “jugarse el 100%” de su capital político en la discusión por la presidencia de la Cámara.

/gap