El Pleno de la Convención Constitucional votó una serie de artículos del último informe de reemplazo emanado de la Comisión sobre Sistema Político, Gobierno, Poder Legislativo y Sistema Electoral.

En ese contexto, la instancia dio luz verde a un grupo de normas respecto al rol de las policías, despachando al borrador de la nueva Constitución que estas “dependen del ministerio a cargo de la seguridad pública y son instituciones policiales, no militares, de carácter centralizado, con competencia en todo el territorio de Chile”.

También se respaldó que “deberán incorporar la perspectiva de género en el desempeño de sus funciones y promover la paridad en espacios de toma de decisión”.

Asimismo, “deberán actuar respetando los principios de necesidad y proporcionalidad en el uso de la fuerza, con pleno respeto al derecho internacional y los derechos fundamentales garantizados en esta Constitución”.

Junto a ello, se validó que “son instituciones profesionales, jerarquizadas, disciplinadas, obedientes y no deliberantes”. Finalmente, se incluyó que “el ingreso y la formación en las policías será gratuito y no discriminatorio, del modo que establezca la ley. La educación y formación policial se funda en el respeto irrestricto a los Derechos Humanos”.

/gap