El golpe de la pandemia del coronavirus no ha sido parejo para todas las industrias del mundo. Así, las aerolíneas y el turismo han sido probablemente uno de los sectores más afectados y hoy, a casi tres meses de la internacionalización del covid-19, importantes empresas aeronáuticas intentan avanzar en sus planes de reactivación para lograr contener las fuertes pérdidas que han significado el cierre de fronteras y la paralización de sus operaciones.

De todas formas, algunos países como Argentina han optado por extender la prohibición de vuelos comerciales domésticos e internacionales desde territorio trasandino, así como también la venta de pasajes hasta el 1 de septiembre, fecha a partir de la cual las compañías aéreas podrán regularizar su operación.

En contraparte, Aeroméxico, la principal línea aérea mexicana, anunció la reanudación de algunos de sus vuelos a Asia, Europa, Estados Unidos, Canadá y otros países de Latinoamérica, aunque con menores frecuencias, a partir de este viernes 1 de mayo.

Sin embargo, con el fantasma de la quiebra rondando la industria -tal como sucedió con Virgin Australia- y las declaraciones desde el Gobierno chileno que apuntan a que no habrá un “rescate financiero” por parte del Ejecutivo a las grandes compañías, sino que más bien un programa de créditos preferenciales, a nivel local las tres principales aerolíneas barajan las opciones para sortear la crisis y las estrategias para retomar paulatinamente su ritmo pre covid-19.

Latam: Sólo vuelos nacionales y planes internos para contener la crisis

Latam informó que durante mayo operará vuelos a ocho de sus 16 destinos nacionales en Chile, manteniendo la conectividad desde Santiago hasta Arica, Iquique, Calama, Antofagasta, Concepción, Puerto Montt y Punta Arenas.

Pero pese a dichos vuelos, la operación en Chile se mantendrá dentro de la disminución de aproximadamente el 95% de los vuelos de pasajeros que informó la empresa y sus filiales el 17 de abril pasado, “respondiendo a las restricciones de viajes y a la caída inédita de la demanda producto del coronavirus”, dijo la firma.

Frente a la compleja situación, la cual ha llevado a la acción de la multinacional a caer un 58% de su valor en lo que va de 2020, la empresa aplicó a mediados de marzo una rebaja del 50% de los sueldos de sus trabajadores durante tres meses. A eso, sumó un plan de retiro voluntario a sus 43 mil empleados, el cual contempla diversos beneficios dependiendo de la antigüedad en la línea aérea.

Durante la junta de accionistas realizada ayer jueves, el gerente general del mayor grupo aéreo de América Latina, Roberto Alvo, sostuvo que la recuperación de funciones tras superar la pandemia no superaría el 70% de lo que tenía antes de la crisis, e incluso dijo que podría ser de solamente la mitad.

Así, según consignó Reuters, en un esfuerzo para preservar su posición de caja, Alvo señaló que se está negociando el diferimiento de pagos de flota arrendada y también trabajan en la postergación de entrega de nuevos aviones para el segundo semestre.

Cabe destacar que el tráfico total de pasajeros del grupo se desplomó un 38% en marzo, lo que llevó a acumular una baja del 10,1% en el primer trimestre.

Sky: Reactivación progresiva desde el 1 de junio

A un mes de haber suspendido los vuelos, Sky anunció que a partir del 1 de junio comenzará a reactivar sus operaciones domésticas, considerando las determinaciones que vaya adoptando la autoridad sanitaria a nivel nacional.

En cuanto a los destinos internacionales, la aerolínea decidió extender la suspensión de estos hasta el 28 de junio, con el objetivo de evaluar y considerar las medidas y regulaciones extranjeras que decreten los países en donde opera la compañía.

“Aplazamos el inicio de las operaciones de Sky para el 1 de junio, con el objetivo de poder cumplir al máximo nuestro compromiso con la seguridad y salud de todos nuestros trabajadores, pasajeros, colaboradores y ciudadanos. Por ello, la reactivación será de manera progresiva y estará en sintonía con lo que vaya decretando la autoridad sanitaria”, dijo el CEO de Sky, José Ignacio Dougnac.

En ese sentido, el ejecutivo destacó que “estamos trabajando para que nuestros trabajadores y pasajeros tengan la confianza de que la empresa está adoptando todas las medidas necesarias para que puedan volar de una manera tranquila y segura. Sin embargo, no hay que olvidar que el autocuidado es fundamental, por eso es muy importante la colaboración de todos para poder minimizar cualquier riesgo”.

JetSmart aumentará operación de 9 a 14 rutas en mayo

De cara a mayo, JetSmart Airlines anunció que ofrecerá un total de 14 rutas a nivel nacional, aumentando en 5 destinos lo operado durante abril, y manteniendo servicio ininterrumpido desde el inicio de la pandemia en el país. Así, las nuevas rutas serán Santiago-La Serena, y Santiago-Temuco, Concepción-Iquique, e Iquique-La Serena.

“Nos seguimos movilizando por aquellos que no pueden parar, que necesitan llegar a su destino y estaremos ahí para apoyarlos. La aviación es un servicio esencial y más en un país extenso como Chile. La operación de abril fue de un 12% y funcionó bien; queremos apoyar a nuestros clientes, al país y al empleo, por eso decidimos aumentar capacidad en mayo a 15% en Chile”, dijo Estuardo Ortiz, CEO de JetSmart.

Respecto a las rutas internacionales, los distintos países de la región han establecido una serie de restricciones por lo que la compañía señaló que apenas las autoridades lo decreten, la empresa reiniciará sus vuelos a Lima, Trujillo, Buenos Aires, Bogotá y Cali, para apoyar a quienes requieran regresar a sus hogares o retomar sus actividades laborales o personales.

En cuanto a la salud e higiene a bordo de los aviones de la firma, la aerolínea informó que desinfectan y esterilizan diariamente las naves, además de que todos los tripulantes de cabina utilizan mascarillas y guantes.

Si bien Ortiz remarcó que se trata de una “crisis muy aguda, muy profunda”, también indicó que “es de corto plazo”. “Nosotros vinimos al país con un plan de crecimiento en todo Sudamérica de 10 años. Desde esa perspectiva, aunque el impacto de la crisis dure 2020 y parte de 2021, esto no altera nuestros planes de largo plazo. La oportunidad de mercado y de creación de valor sigue siendo válida”.

Sin embargo, el CEO hizo énfasis en que “se ha visto cómo en otros países, tanto desarrollados como de la región sudamericana, se han adoptado medidas económicas de apoyo para la aviación comercial, la cual representa un servicio esencial de transporte público, además de un motor económico para el turismo y de conexión social para las personas”.

“Los gobiernos de la región pueden optar por medidas razonables y prácticas como, por ejemplo, extender el plazo de pago de las tasas aeronáuticas o el IVA, lo que permitiría dar vital liquidez en el corto plazo, sin costo para el Estado”.

El caso de DAP

Hasta ahora, la aerolínea DAP ha continuado con vuelos regulares en la zona austral del país -Punta Arenas, Puerto Williams, Balmaceda y Porvenir- en donde preferentemente opera, aunque bajo estrictas medidas sanitarias.

Sin embargo, la compañía, que recibe subsidio estatal por pasajero transportado en el servicio entre Balmaceda y Punta Arenas, ha mantenido contactos con la autoridad gubernamental, para una mayor coordinación, respecto de los vuelos.

De hecho, el seremi de Transportes de la Región de Aysén, Fabián Rojas, sostuvo que ante la suspensión de vuelos de Latam entre Santiago y Balmaceda durante mayo, se realizaron gestiones ante la aerolínea DAP para mantener una conexión con Santiago.

La idea es que el “servicio subsidiado aéreo, que tenemos entre Balmaceda y Punta Arenas, permita a nuestros residente poder combinar en Punta Arenas hacia un servicio hacia la ciudad de Santiago”, indicó la autoridad.

/psg