“Nos sirve para darle certeza a la gente que hoy día no quiere aprobar este texto que emana de la Convención pero que sí quiere una nueva Constitución”, dijo el subjefe de bancada de senadores DC, Matías Walker, en conversación con EmolTV.

El senador se refirió al proyecto que presentó la semana pasada junto con la jefa de bancada, Ximena Rincón, y a los senadores Iván Flores (DC) y Pedro Araya (PPD), para bajar el quorum de reforma constitucional a 4/7 de los parlamentarios en ejercicio, el cual ha generado polémica hasta dentro de la propia exfalange.

Según Walker, este proyecto fue una reacción a los dichos del ministro Segpres, Giorgio Jackson. “Cuando el habla de que este Gobierno no puede llevar a cabo sus reformas bajo la actual Constitución, argumento que es bastante insólito, presentamos el proyecto desde ya para bajar los quórums de reformas constitucionales y de esa manera aliviarle la angustia que tiene el ministro Jackson”.

La iniciativa ha recibido el apoyo de Chile Vamos -y de Amarillos por Chile-, quienes se han manifestado institucionalmente por el rechazo, pero han prometido que buscarán la continuidad del proceso constituyente. Frente a eso, los partidos de gobierno han cuestionado la postura de la oposición, asegurando que “no es creíble”.

En ese sentido, Walker respaldó a Chile Vamos: “¿Por qué si el Presidente Boric, que votó en contra de varios proyectos de ley en materia de seguridad ciudadana hoy día está dispuesto a cambiar, incluso invocar la Ley de Seguridad Interior del Estado, pedir la prórroga del Estado de Excepción constitucional que vamos a votar mañana que él antes votó en contra como diputado? ¿Por qué el Presidente Boric tiene derecho a cambiar en los temas de seguridad ciudadana y no tiene derecho a cambiar los partidos de Chile Vamos respecto a las reformas constitucionales?”.

Agregando: ““Hay que valorar la disposición del presidente de la UDI a garantizar que el proceso constituyente va a seguir, no obstante el triunfo del rechazo. Ellos también tienen derecho a cambiar, así como Apruebo Dignidad ha cambiado respecto de las normas de seguridad y orden público que buscan proteger a los chilenos”.

Defendiendo el proyecto de los 4/7, el senador mencionó, apoyándose en la encuesta Cadem de este domingo, que “el 28% de la gente que está con el Rechazo piensa que es posible, si gana finalmente el Rechazo, seguir adelante con una nueva Constitución, es decir, gente que dice, mire, yo quiero una nueva Constitución, pero no esta propuesta de la Convención”.

Asimismo, dijo que el objetivo es “en definitiva, seguir trabajando por una Constitución que sea la casa común de todos los chilenos y chilenas, y no este texto que hoy día está dividiendo a la ciudadanía, más que unir”.

Definición de la DC

El partido del senador se ha mostrado dividido. Mientras que ningún personero se ha manifestado explícitamente por el rechazo, algunos lo han hecho por el apruebo.

En ese sentido está en duda cómo lo hará la exfalange para tomar una decisión institucional frente al texto que emana de la convención.

“Lo que pasa es que no sólo la Democracia Cristiana, Chile está dividido. Si uno ve la evolución de todas las encuestas, vamos a tener un país dividido en dos el 4 de septiembre”, reveló el senador.

En esa línea planteó: “Yo invito al presidente de mi partido a preguntarle a los militantes del partido de Arica a Magallanes, hagamos una consulta, preguntémosle a ese anónimo militante de la Democracia Cristiana que trabajó por recuperar la democracia”, cosa que han planteado otros parlamentarios como Eric Aedo.

Y terminó diciendo que “acá la pregunta no es si queremos una nueva Constitución. Esa pregunta ya fue respondida en el Plebiscito de entrada y un 80% de los chilenos dijeron y dijimos, queremos una nueva Constitución. La pregunta ahora es si vamos a aprobar este texto de esta Convención que ha sido tan controvertido o vamos a darnos una nueva oportunidad para que el proceso constituyente siga generando una propuesta”.

/psg