La ministra del Trabajo, Jeannette Jara, le respondió a la Administradoras de Fondos de Pensiones luego que alertaran de las posibles complejidades operativas que tendría el pago de un nuevo retiro desde los fondos para la jubilación, según el criterio de que el nuevo retiro, propuesto por el gobierno, está enfocado en el pago de deudas y así es más acotado que los anteriores giros, que no tenían ninguna restricción.

Las AFP alertaron al superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, junto a su equipo, que la iniciativa del Ejecutivo tendría una serie de complejidades, principalmente en materia operacional, y que se trata de proyecto que involucra a un grupo más acotado de personas.

En esa línea, Jara apuntó, en conversación con T13 Radio, que “los temas operativos que pueden ocurrir, hay que buscarle solución, porque la ley es obligatoria”. La secretaria de Estado también agregó que “Lo mismo señalaron (las AFP) respecto a los primeros retiros y sin duda pueden surgir dificultades, porque los procesos son así”.

Por otro lado y al margen de esta crítica puntual de las AFP al proyecto del Ejecutivo, la ministra aprovechó de criticar el rol que han tenido las administradoras en el último tiempo. “Las AFP pocas veces han entendido los debates que se están dando en el país, son un incumbente con un interés en su negocio, en seguir lucrando a costa de las pensiones”, dijo Jara.

Respecto del juicio a la iniciativa por parte de la presidenta del Banco Central, Rosanna Costa, quien destacó que los retiros le están haciendo un daño al mercado de capitales de largo plazo y que no es claro que la iniciativa no genera inflación, la titular del Trabajo no abordó en concreto las últimas palabras de la líder del organismo autónomo y comentó que, “nos interesa que (este proyecto de retiro) por un lado contenga inflación y reduzca las posibilidades de que siga escalando”.

Otras de las críticas que abordó Jara, fue el fuego amigo del alcalde de Recoleta y excandidato presidencial, Daniel Jadue, quien apuntó que el proyecto del Gobierno es una ayuda para el mercado financiero.

Ante la postura del alcalde del Partido Comunista, la ministra dijo que “lo que le conviene (a las instituciones financieras) es que la gente se atrase, porque así se les cobrar intereses sobre intereses y le cobran incluso las gestiones de cobranza”.

Más allá del proyecto de retiro, la secretaria del Estado dijo que, los problemas que se buscan solucionar y se han generado en el último tiempo, son producto de que “no hemos avanzado en el combate a la desigualdad” y que hoy el Gobierno buscaría solucionar este tema por medio de reformas estructurales.

Reforma Previsional

La ministra del Trabajo y Previsión Social también reiteró que la próxima reforma al sistema de pensiones se ingresará el último trimestre de este año.

Sobre el proceso de la iniciativa en materia de seguridad social, Jara destacó que el proyecto será “fruto del diálogo social” entre empresas, gobierno y trabajadores, entre otros actores. “Es necesaria discusión para darle legitimidad”, agregó.

Además, Jara destacó que en la reforma “se incorpora un principio solidario, que tiene que ver con un reparto intergeneracional con transferencia de equidad de género y también con transferencias intergeneracionales redistributivas de los cotizantes de mayores ingresos, que son pocas personas”.

La secretaria de Estado también aprovechó la oportunidad para volver a decir que el Gobierno nunca ha discutido, planteado o pensado la posibilidad, de expropiar el dinero que las personas tienen ahorrado en sus fondos de pensiones. Un tema que se ha instalado desde la oposición, que pide que la propiedad de los fondos se explicite por una ley.

Por lo que puede llegar a aprobar la Convención Constitucional respecto a los fondos de pensiones, la ministra del Trabajo comentó que quien es el único que ha dicho que los fondos podrían ser expropiado es el constituyente de derecha, Bernardo Fontaine. “Yo no he escuchado a nadie más hablar de eso”, agregó.

En esa línea, Jara destacó que el trabajo de la convención se está centrando en hacer el tema de la seguridad social un derecho social y no “un negocio lucrativo para una industria, que se dedica a obtener importantes ganancias, con pensiones que han sido muy bajas para las personas”.

/psg