Luego que la economía chilena registrara en 2021 su mayor expansión desde que se tiene registros al crecer 11,7%, las estimaciones tanto de las autoridades, los analistas y los organismos internacionales de una desaceleración han ido empeorando con proyecciones que se han ido ajustando a la baja.

Ahora fue el Fondo Monetario Internacional (FMI) que redujo su estimación para el crecimiento de Chile este año a 1,5% desde el 1,9% anticipado en enero, la que a su vez ya había sido recortada desde el 2,5% pronosticado en octubre.

En tanto para el próximo año el FMI prevé que la econompia se siga desacelerando y aumente sólo 0,5%.

Impacto de guerra en Ucrania

La nuevas estimaciones fueron dadas a conocer por el FMI en su informe Perspectivas para la Economía Mundial en el que la proyección global también fue rebajada debido al impacto de la invasión de Rusia a Ucrania sobre la inflación.

“La guerra en Ucrania ha desencadenado una costosa crisis humanitaria que exige una solución pacífica. El daño económico del conflicto contribuirá a una desaceleración significativa del crecimiento mundial en 2022. Una severa caída de dos dígitos en el PIB de Ucrania y una gran contracción en Rusia es más que probable”, dijo el FMI en su informe.

El organismo estimó que, tras expandirse 6,1% en 2021, la economía global crecerá 3,6% tanto este como el próximo año, frente a los aumentos de 4,4% y 3,8% pronosticados en su última actualización de enero.

Ya en esa ocasión, antes que de que se iniciara la invasión de Rusia a Ucrania, el FMI había reducido su estimación para 2022 frente al 4,9% previsto en octubre, pero se había mostrado más optimista sobre el desempeño del 2023, desde el 3,6% proyectado el año pasado.

Presión sobre los precios

El conflicto bélico iniciado el 24 de febrero, ha generado un fuerte aumento en los precios internacionales de productos esenciales, dado el importante rol de Rusia y Ucrania como productores de materias primas.

El FMI prevé este año, la inflación aumente 5,7% en las economías avanzadas y 8,7% en los mercados emergentes y las economías en desarrollo, cifras 1,8 puntos y 2,8 puntos superiores a las estimadas en enero.

Al respecto el FMI advirtió que mientras los precios de los combustibles y los alimentos han aumentado rápidamente, afectando especialmente a la población de los países de bajos ingresos, la elevada inflación complicará la capacidad de los bancos centrales para salvaguardar el crecimiento, ya que se espera que sigan subiendo las tasas de interés para contener los precios.

En este contexto la economía de Estados Unidos crecería 3,7% este año y la de China 4,4%, menores a los incrementos de 4% y 4,8% previstos en enero, mientras que el caso de Rusia la estimación bajó drásticamente en 11,3 puntos a una contracción de 8,5%.

/psg