Por debajo de los $840 cerró el dólar este jueves, presionado por los indicios de un mayor desconfinamiento en China, lo que eleva las perspectivas de una mayor demanda por cobre a nivel mundial.

La divisa estadounidense se desplomó $15,20, en puntas de $839 vendedor y $838,70 comprador.

Se trata de su menor precio desde el 22 de abril de este año ($836,30), y a la vez del mayor retroceso diario desde el 10 de febrero.

Según Emilio Pichara, director comercial de Befx, la caída responde a “la noticia desde Ucrania en la cual Rusia desmilitarizará las regiones ucranianas cerca de Donbas. De seguir con el aumento del precio del cobre y disminuir las medidas de confinamiento por parte de china podríamos ver correcciones hasta niveles de $830 pesos para después volver a subir ante la presión inflacionaria tanto a nivel local como internacional”.

En tanto, Osvaldo Videla, analista senior de mercados de XTB Latam, indicó que esta situación podría explicarse en dos frentes, “debido a que las medidas de confinamiento establecidas en Shanghai podrían empezar a relajarse para la apertura del comercio y circulación libre de personas, como también un relajamiento en el sector industrial”.

“Esta apertura se estima que podría mantener al alza la demanda de cobre que estuvo estancada por las restricciones de movilidad en el país mencionado. China también está tratando de aislar a sus líderes de las sanciones impuestas por Occidente en contra de Rusia y sus aliados. Esto consta de una orden de prohibir a funcionarios y familiares de nivel ministerial a que tengan activos (financieros y de todo tipo) fuera del país”, agregó.

Y mencionó que “el segundo frente es que se vuelve a tensionar la situación en Ucrania con Rusia, ya que Estados Unidos está tratando activamente de suministrar misiles de largo alcance a Ucrania y ayudar a romper el bloqueo del Mar Negro en Rusia”.

/psg