La tarde de este miércoles el Tribunal Constitucional (TC) declaró admisible el requerimiento presentado por la defensa del excomandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez. El recurso de inaplicabilidad por inconstitucionalidad del general (R) fue acogido por cuatro votos contra uno.

El escrito presentado por la defensa de Martínez, el abogado Juan Carlos Manríquez, acusa faltas en el debido proceso de la investigación que lleva adelante la ministra en visita, Romy Rutherford. La resolución fue dictada por la primera sala del TC, compuesta por los magistrados Nelson Pozo, José Ignacio Vásquez, Miguel Ángel Fernández, Rodrigo Pica y Manuel Núñez. A pesar de esto, no se suspendió el proceso que lleva adelante la jueza y en la que el ex alto oficial está procesado por fraude al fisco.

El escrito presentado por Manríquez, y el cual fue acogido por el TC indica a dos supuestas faltas a la Constitución. Una de estas es a la imposibilidad, como está establecido en la Justicia Militar, de que el exgeneral declarara en compañía de su abogado.

La segunda falta a la Constitución, según señala el escrito, es que a juicio de la defensa se han pasado llevar controles legales y constitucionales. Ante eso, Manríquez apunta que estas faltas han ocurrido cuando el Congreso ha aprobado leyes que han permitido que Rutherford siga a cargo de la indagatoria. Hechos que fueron catalogados como “contrabando legislativo” en la solicitud del abogado.

El pasado miércoles 6, el TC decidió rechazar otra petición de la defensa de Martínez y con la cual buscaba suspender la investigación de Rutherford. Lo ocurrido hoy en el mismo tribunal es calificado por el defensor como un “avance significativo en la demostración de las distintas faltas y ausencias en el respeto de los derechos fundamentales que este tipo de procedimientos militares antiguos provocan sobre los derechos de los justiciables”.

Además, Manríquez adelantó que ahora van a “tratar las imputaciones de fondo para poder confrontarlas y dejar sin efecto el auto de procesamiento. En paralelo, continuaremos avanzando hasta el pleno reconocimiento de la que la justicia militar hoy no se ajusta a los estándares internacionales en materia de debido proceso y respeto de los derechos humanos”.

El 1 de abril a las 9 de la mañana el general Martínez declaró ante la jueza Rutherford, quien decidió dejar en detención provisoria al general (R). Luego de ser procesado por la magistrada, la Corte Marcial decidió levantar el arresto del excomandante en Jefe quien se encontraba detenido en el Batallón de Policía Militar, en Peñalolén.

/psg