El ex presidente Donald Trump presentó sus respetos a su primera esposa, Ivana Trump, uniéndose a sus tres hijos el miércoles en una misa fúnebre por la mujer de negocios que le ayudó a construir un imperio que lo lanzó a la presidencia.

“Un día muy triste, pero al mismo tiempo una celebración de una vida maravillosa y hermosa”, escribió el ex mandatario en su plataforma de redes sociales, Truth Social, antes de dirigirse a la misa con su actual esposa, la ex primera dama Melania Trump.

/gap