El 6 de abril el investigador protestó en la ciudad de Los Ángeles junto con un grupo de colegas, quienes se encadenaron a la entrada de una sucursal del banco Chase, subsidiaria de JP Morgan Chase. Los participantes eligieron a este banco, dado que el gigante financiero fue considerado como el mayor financista de proyectos relacionados con energías fósiles, al destinar 382.000 millones de dólares entre los años 2016 y 2021. Estos datos salen a la luz en el informe ‘Bancos en el Caos Climático’, realizado por un consorcio de organizaciones no gubernamentales.

“Estoy aquí porque no se escucha a los científicos. Estoy dispuesto a arriesgarme por este precioso planeta, por mis hijos. Hemos tratado de advertirles durante tantas décadas. Nos dirigimos a una maldita catástrofe […] Vamos a perderlo todo. Y no estamos bromeando, no estamos mintiendo, no estamos exagerando”, acentuó Kalmus en su mensaje.

Actualmente, el empleado de la NASA está en libertad y ha llenado su cuenta de Twitter con llamados para frenar “el colapso de la Tierra”, señalando que todavía “no es demasiado tarde”. “¡Ahora es el mejor momento para presionar! El movimiento empieza por fin a ser generalizado. Lucha por cada fracción de grado”, anotó.

/RT Actualidad