Hace exactamente una semana se conocieron las primeras luces del plan de recuperación inclusiva que impulsa el gobierno. La iniciativa que se dará a conocer en detalle la próxima semana consta de seis ejes. En un punto de prensa en La Moneda el ministro Mario Marcel, indicó que ayudar a sectores rezagados por la pandemia, fomentar el empleo formal e incrementar la inversión pública, son algunos de los focos centrales del paquete de medidas.

“Tenemos ciertos sectores que mantienen un rezago importante respecto de otros que han liderado la recuperación. Tenemos grupos de trabajadores y trabajadoras que se están viendo afectados. Tenemos tipos de empresas que han sufrido más las consecuencias de la crisis, y tenemos desafíos futuros que tienen que ver con la recuperación de la inversión, y extraer las lecciones de esta crisis en términos de estar mejor preparados para responder a shocks que se produzcan por distintas razones. En razón de ese diagnóstico se ha preparado este plan de recuperación inclusiva que contiene medidas en seis temas, que es lo que voy a explicar ahora, pero cuyo detalle cuantitativo y operativo lo vamos a conocer la próxima semana”, señaló el secretario de Estado.

Parte de lo que anunciará en detalle el Ejecutivo la próxima semana, considera incentivos a la contratación de trabajadores, y un impulso a las pymes o mipymes que se han visto afectadas por la crisis.

“Estos seis temas son la reincorporación al trabajo remunerado, sabemos que hay una fracción de trabajadores y trabajadores que salieron del mercado del trabajo durante la crisis, y que todavía no han regresado. Esto afecta especialmente a muchas mujeres. Vamos a tener una serie de incentivos económicos a la contratación, programas que van orientados a fortalecer la capacidad y posibilidades de obtener un trabajo remunerado y formal en el futuro inmediato. En materias de inversión pública tenemos un desafío importante de incrementar la inversión, no solo porque contribuye a la creación de empleo, sino que también porque este año va a ser un año relativamente débil en inversión privada. Una tercera línea tiene que ver con apoyo a sectores rezagados en la recuperación (servicios, cultura, hotelería, turismo) aquí es donde va a ser relevante el ajuste que se hagan a las exigencias de aforo”, indicó Marcel.

Y agregó que “en cuarto lugar en materia de impulso a las pymes lo que nos importa es darle una salida a pymes que han ido acumulando deudas, particularmente tributarias, y microempresas que no han tenido acceso al crédito. En quinto lugar, tenemos medidas que tienen que ver con mejoramiento de ingresos. Finalmente en institucionalización de mecanismos de protección económica y social, estamos buscando que no nos vuelva a ocurrir lo que en buena medida pasó el 2019-2020 es que frente a un shock importante la respuesta de las políticas públicas fue tardía”.

Los detalles sobre el costo de las medidas se conocerán la próxima semana. De todos modos, el ministro de Hacienda indicó que este plan de recuperación es fruto de un trabajo interministerial que comenzó antes de que se concretara el cambio de mando. Además, hace algunos días, Marcel descartó que esta iniciativa sea frenar un nuevo retiro de fondos previsionales, sino que es para apoyar a la ciudadanía.

En la reunión de Cerro Castillo la semana pasada, Marcel esbozó que el plan apunta a generar 350 mil empleos formales, y que tendría un costo de unos US$3.500 millones. Incluye un aumento del salario mínimo a $400 mil este año.

/psg