“La batalla por Santiago es la batalla crucial en la guerra contra el coronavirus”. Esa fue la frase que lanzó el ministro de Salud, Jaime Mañalich, durante el balance diario de este miércoles, donde se reportó la cifra histórica desde la llegada de la pandemia a Chile, con 2.660 casos de contagios en las últimas 24 horas.

Por ello, el secretario de Estado anunció medidas que calificó como “extraordinariamente duras”, las que dicen relación con la rebaja a personas de 75 años en las cuarentenas obligatorias decretadas por el Gobierno -inicialmente era 80 años- y cuarentena total en el Gran Santiago, que incluye a Puente Alto, Padre Hurtado, Buin, San Bernardo, Colina y Lampa. En total, 38 comunas en confinamiento desde este viernes a las 22 horas.

“Estas medidas son absolutamente necesarias, son dolorosas, pueden ser terribles, y tenemos que estar allí para ayudar a los grupos más vulnerables, que van a ser los más afectados por estas medidas de restricción. Pero nos asiste el convencimiento que deben ser tomadas, por duras que sean, para limitar el riesgo de que más personas deban ser hospitalizadas, de muerte y este gran foco de enfermedad en el que se ha transformado el Gran Santiago, signifique una diseminación de la enfermedad a otros lugares”, explicó Mañalich sobre la decisión.

Consultado sobre las razones por las que no se tomó antes una medida de esta envergadura, el secretario de Estado enfatizó en que “hay que tomar la medida adecuada, en el momento adecuado, porque es una decisión extraordinariamente difícil. Tener cuarentena nacional en el momento en que teníamos pocos casos, evidentemente, no tenía sentido y sus daños hubieran sido mayores que sus potenciales beneficios”.

Asimismo, indicó que la decisión se toma en un momento que les parece adecuado, y basándose en “los datos epidemiológicos que presentamos todos los días, además del último informe compilado del departamento de epidemiología de quien quiera verlo, de manera tal que se pueda observar cuáles son las variaciones de casos y por qué estas medidas son justificadas en este momento”.

Con todo, Mañalich destacó que la red asistencial aún tiene capacidad todavía de “tolerar este impacto” que “la letalidad a coronavirus sigue siendo muy baja, nos estamos acercando a una letalidad de 1,0%” aclaró.

“Siempre todos medios, todas las acciones que debíamos tomar, estuvieron en el arsenal de las posibilidades de cosas que había que hacer y como ya he explicado antes, después, con mayor o menor intensidad, monitoreando día a día la evolución de los nuevos casos de los contagios y la capacidad de la red hospitalaria y atención primaria para quienes se enfermen o crean que puedan estar enfermos por coronavirus”, zanjó.

Las cifras de la RM

En términos proporcionales, un 84% de los nuevos casos confirmados este miércoles corresponden a la Región Metropolitana, que sumó 2.256 nuevos diagnósticos.

La realidad de las comunas del Gran Santiago ya había quedado expuesta con el informe epidemiológico que fue publicado la tarde del martes, que mostró que Santiago es la que cuenta con más casos acumulados, ascendiendo a 1.873.

Puente Alto, La Florida y Recoleta son las que le siguen tanto en casos acumulados —todas con más de mil diagnósticos hasta la fecha— como en casos activos: Santiago está a la cabeza con 809, luego Puente Alto con 647, La Florida con 554 y Recoleta con 514.

También preocuparon los datos de Peñalolén, que fue la comuna que tuvo un mayor aumento de casos activos respecto al informe anterior, sumando 152 confirmados. Maipú (63), Las Condes (52), Colina (44) y Providencia (39) también destacaron, por estar hasta entonces sin cuarentenas.

/psg