Carabineros entregó este viernes el balance de la última jornada de toque de queda decretada a nivel nacional producto del brote del covid-19, asociado a 368 decesos y más de 37 mil contagios, y la cual contó con desórdenes en la capital.

Considerando la restricción de desplazamientos que rige entre las 22:00 y las 05:00 horas, la policía uniformada reportó que en la noche del jueves a viernes fueron 753 las personas llevadas a recintos policiales por infringir la medida sanitaria.

De ellas, 89 ocurrieron en la RM y 664 en regiones.

La cifra es mayor por 23 casos a aquella entregada el día de ayer, oportunidad en que se registraron 730 infracciones.

El alza se dio en regiones, donde el número pasó de 658 a 664, pero principalmente en la RM, donde esta pasó de 72 a 89.

Los infractores fueron trasladados hasta cuarteles policiales, a la espera que el fiscal correspondiente determine si deben quedarse en la unidad esperando el término de la restricción o volver a sus domicilios.

Carabineros también informó la entrega de 13.141 salvoconductos para transitar durante el toque de queda -casi el doble de lo reportado ayer-, y de 475.608 permisos especiales para circular en las zonas con cuarentena total.

La mayoría de estos últimos fueron solicitados para realizar compras (258.654), realizar pago de servicios (71.017), asistir a centros de salud (64.668) y pasear mascotas (23.652)

/psg