A mediados de abril entraron en vigencia las modificaciones al Plan Paso a Paso, que consiste en la implementación de tres nuevas fases que determinan el avance o el retroceso de las comunas, según la cantidad de casos activos de coronavirus que se registren.

Pese a que los contagios han disminuido en los últimos meses, gracias al proceso de vacunación que ha impulsado el Ministerio de Salud, actualmente en casi la mitad del país han aumentado sus casos de Covid-19.

Por lo mismo, los expertos pronostican un peak de infecciones que no se veía desde febrero de este año. De hecho, el Ministerio de Salud anunció que a partir de este jueves, 95 comunas retrocederán (entre ellas todas las de la región Metropolitana) este jueves 12 de mayo, quedando en la fase de Medio Impacto Sanitario.

¿Qué puedo hacer en la fase de Medio Impacto Sanitario?

Las nuevas etapas están determinadas de acuerdo a la situación de gravedad sanitaria en que se encuentre una determinada zona del país. Por ello, el nombre que reciben son Bajo Impacto Sanitario, Medio Impacto Sanitario y Alto Impacto Sanitario.

A continuación, se muestran las flexibilidades y restricciones que contempla la fase de Medio Impacto Sanitario:

  • Se permite el no uso de mascarilla el lugares abiertos en donde sea posible mantener una distancia social mayor a un metro, pero será obligatoria en espacios cerrados.
  • Se exigirá el Pase de Movilidad obligatorio.
  • En espacios cerrados las personas deberán mantener distancia física de al menos un metro.
  • Los eventos masivos tendrán un aforo máximo de hasta diez mil personas, con mascarilla y Pase de Movilidad, siempre que el espacio del recinto permita la distancia física.

Factores que habrían incidido en el alza de contagios

Juan Carlos Said, médico internista y máster en Salud Pública, señala que el incremento de los casos activos en 150 de las 346 comunas del país se debe a “medidas como reducir el uso de mascarillas o el aumento de la movilidad, lo que no significa que hayan sido equivocadas, pero es una nueva convivencia con el virus”.

“A esto hay que sumar también el avance más lento que ha tenido la vacunación con la cuarta dosis, lo que puede significar una disminución de la inmunidad. Todos estos factores podrían llevar a un brote más significativo entre mayo y junio”, cuenta el especialista a El Mercurio.