El presidente de la Confederación de la Producción y de Comercio (CPC), Juan Sutil, afirmó esta noche que el país está en condiciones de aumentar el sueldo mínimo a $ 400 mil pesos, situación que está evaluando el gobierno de Gabriel Boric tras sostener una serie de reuniones con representantes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), desde donde solicitaron alcanzar esta meta para el próximo mes de septiembre.

En entrevista con Estado Nacional de TVN, Sutil indicó: “Creo que el país sí está en condiciones de ir a ese sueldo mínimo. No creo que no”.

Sobre la propuesta de la CUT, de que esta cifra de alcance en el tercer trimestre de este año, el timonel de la CPC afirmó que “no sé si septiembre, pero debiéramos alcanzar”.

En este sentido, agregó que “hay espacios para que en septiembre esté en $400 mil. Pero ahí es muy importante entender que sí hay un porcentaje importante de Pymes que no lo pueden absorber y van a necesitar un subsidio. Y ahí está el Ingreso Mínimo Garantizado, que fue un elemento bien particular y efectivo, y que cumplió un propósito muy importante en el gobierno anterior”.

Sutil añadió que “hay que pensar que estamos en una situación económica compleja, con un impacto de inflación, estamos también con una recuperación de empleos, pero bastante más precario, por lo tanto es muy importante que haya incentivos claros para la formalidad del empleo”.

En el programa de la señal nacional, también estuvo invitado el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), David Acuña, quien sostuvo sobre el tema que “hoy estamos en las negociaciones, ya hemos avanzado. De aquí a fin de año van a haber 400 mil pesos .Lo que nosotros le hemos planteado al gobierno es en qué fechas va a ser esa llegada. Nosotros esperamos firmar la próxima semana el incremento del salario mínimo”, apuntó.

Respecto a la fecha, Acuña explicó que “propusimos que la primera cuota sea en mayo -donde se espera un incremento de los $ 350 mil actuales a $ 370 mil- y la segunda -cuando se alcancen los $ 400 mil- no sea más allá de septiembre”.

“Va a ser en dos cuotas porque el incremento va a ser sustantivo, va a subir 50 mil pesos, lo que no ha subido en muchos años”, agregó.

Reforma de pensiones

En otro tema, tanto Sutil como Acuña discutieron sobre la reforma de pensiones, y en la necesidad de continuar el diálogo para decidir el modelo que debería adoptarse para avanzar en este punto.

El presidente de la CPC indicó que, al respecto, es “fundamental” que las partes coincidan en un diagnóstivo “y desde ahí tratar de impulsar una reforma”, al momento que destacó que una contribución tripartita al sistema de pensiones es un modelo que ha funcionado bien en los países desarrollados.

En este sentido, indicó que “en los países desarrollados el tripartidismo es algo que funciona y bien. Me refiero a España, Portugal, Finlandia, Noruega… donde se definen ahí políticas públicas y que atañan al mundo del trabajo, y especialmente al mundo laboral y al mundo de los empleadores”.

Agregó que este sistema, en Chile, “ha funcionado en cosas puntuales: el Consejo Superior Laboral fue producto de la reforma sindical o la laboral de la Presidenta Bachelet, y desde ahí ha venido funcionando con ciertas atribuciones”.

Al respecto, destacó que “creo que en materia de pensiones es fundamental coincidir en un diagnóstico, y desde ahí tratar de empujar una reforma. ¿Por qué? Porque cuando Chile entra a la OCDE hace más de 15 años, lo primero que dijeron los organismos internacionales era que teníamos que hacer una reforma de pensiones. Y lo que ocurrió es que el mundo político no fue capaz de ponerse de acuerdo. Tengo bastante esperanzas de que si logramos unificar un diagnóstico y buscar una solución respetando también lo que piensa la ciudadanía, que es muy importante, yo creo que podemos avanzar”.

“Nos tenemos que sentar sin prejuicio previo y buscar lo que sea sostenible”, destacó el presidente de la CPC. “Tenemos que construir, Chile tiene una oportunidad de ir al desarrollo y la única posibilidad es con un buen diálogo”, aseguró.

Por su parte, el presidente de la CUT, David Acuña, coincidió en que para generar una reforma al sistema de pensiones existe la necesidad de “sentarnos a conversar los actores principales para generar cambios reales”.

“Nosotros nos habíamos reunido anteriormente con la CPC, con el gobierno, donde les hicimos una petición directamente: que pudieran participar tanto la ministra (del Trabajo, Jeannette Jara, como Juan (Sutil) dentro del consejo. ¿Por qué? porque queremos darle un énfasis distinto al diálogo, nosotros creemos fuertemente en el diálogo social. Creemos que podemos generar cambios a través de esto, sentarnos a conversar los actores principales para generar cambios reales”, explicó.

“LLevamos más de 10 años hablando de pensiones en Chile. No hemos logrado ponernos de acuerdo, creo que hoy es el momento de dejar de preocuparnos y empezar a ocuparnos”, agregó.

“En esa ocupación es que hay distintos planteamientos y tenemos que buscar cuál es el mejor (…). Creemos que es importante que haya aportes tripartitos: que aporte el gobierno, los empresarios y los trabajadores”, detalló Acuña.

“Hoy en día es un 10% lo que aportamos los trabajadores directamente, entonces se ha estado hablando que si es un 6% o un 3%… entonces más allá del monto, que un 6% sería ideal, se está hablando de distintos pilares, que podría haber un pilar más solidario, más distributivo… entonces, la solidaridad también tiene que estar presente en las futuras pensiones”, añadió.

“Nosotros apuntamos a que el sistema sea de reparto, no sé si con capitalizaciones individuales (…) el debate está y tenemos la oportunidad de debatir. Nosotros queremos que las pensiones sean más justas, pero no queremos entramparlo, porque nosotros podemos decir que sea un sistema de reparto, pero al otro lado pueden decir que no. Entonces, busquemos cuál puede ser la mejor fórmula: puede ser mixta, única… busquemos la mejor fórmula para ir avanzando”, apuntó.

“Nosotros creemos fuertemente en el diálogo, y yo vengo del mundo del sector privado, así que estamos acostumbrados a sentarnos con nuestra contraparte. La CUT es una contraparte tanto de los gobiernos como empresarios, y esa contraparte tiene que ser dialogante”, señaló el titular de la CUT. No obstante, advirtió que “creemos fuertemente en el diálogo pero también en la movilización, porque si no hay diálogo hay que movilizarse”.

/psg