Durante una audiencia ante el Senado norteamericano, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, admitió que la economía del país estadounidense “enfrenta riesgos de daños permanentes”, si es que el cierre de negocios se extiende por la pandemia del COVID-19.

Según consigna Emol, Mnuchin sostuvo que “sin una reapertura hay un riesgo de daños permanentes”, e informó que han “tomado medidas sin precedentes al tener que cerrar partes muy importantes de la economía”.

/gap