Muy cerca de los $860 cerró el dólar este jueves, en línea con la apreciación mundial de la divisa debido a las expectativas por la reunión que la Reserva Federal de Estados Unidos tiene fijada para el próximo 4 de mayo, y la racha negativa que ha mostrado el cobre.

El billete verde concluyó sus operaciones con un fuerte incremento de $11,30, en puntas de $857,30 vendedor y $857,00.

Con esto, la divisa alcanzó un máximo anual a nivel local, siendo su mayor precio desde el 23 de diciembre del año pasado ($859,60).

“Tras conocer el reporte de PIB correspondiente al primer trimestre de forma preliminar en Estados Unidos, las dudas en torno a una recesión para la primera economía del mundo aumentan, dificultando los planes de la Reserva Federal de cara a su próxima reunión el 4 de mayo, lo que podría significar un cambio sobre las expectativas en torno al ciclo restrictivo que planea llevar adelante el ente rector”, comentó Renato Campos, analista jefe de Admiral Markets.

Ángel Rubilar, analista de Libertex, indicó que “en el plano internacional, vemos al cobre cayendo por factores relacionados con el crecimiento de China, ya que el país se encuentra desacelerado y ya se prevé un menor consumo general, lo que claramente afecta al metal rojo en sus proyecciones”.

“La caída de hoy es de 0.77% cotizando en los US$4,44, mientras que la fortaleza general del dólar puede mitigar las bajas, lo que más resalta la aceleración del alza de tasas por parte de la Fed y que mantendrá niveles elevados de dólar index y fortalecido sobre el resto de las divisas”, sostuvo.

/psg