Reajustar en mayo el salario mínimo en $30 mil hasta los $380, para luego llegar a $400 mil en agosto. Ese fue parte del acuerdo pactado ayer -el primero en seis años- entre el Gobierno y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que buscará concretar así la mayor alza del sueldo mínimo en el país en los últimos 25 años.

Pacto -que deberá ser ratificado por el Congreso- que además contempló otros puntos, entre ellos uno que venía rondando por la agenda del Gobierno hace varios días a propósito de una solicitud de la CUT para hacer frente a la alta inflación que está golpeando al país: implementar un mecanismo para resguardar el poder adquisitivo de las familias.

En ese marco, el Ejecutivo anunció la creación de un Observatorio del Valor al Público de la Canasta Básica de Alimentos, el que será implementado por el Sernac, el que a su vez reportará públicamente al Consejo Superior Laboral.

Según explicó esta mañana la subsecretaria de Hacienda, Claudia Sanhueza, al canal 24 Horas, serán las empresas las que comenzarán a registrar sus precios “y así comunicar a la población cuál es la evolución de la canasta básica”. De esta forma, y dependiendo del aumento de los valores de la canasta básica, se calculará -con base a la variación del valor nominal de dicha canasta en los 12 meses previos- un beneficio compensatorio a las familias.

Asimismo, en caso de detectarse anomalías en el comportamiento de estos precios, estas serán informadas a la Fiscalía Nacional Económica (FNE) o al organismo que corresponda.

El mencionado beneficio se otorgará por causante de Asignación Familiar o Subsidio Único Familiar (SUF) y se pagará conjuntamente a estos entre mayo y diciembre de 2022. El primer pago, además, incluirá excepcionalmente un mes adicional por trabajador con carga.

Según detallaron desde el Ministerio de Hacienda, en el primer mes este bono equivaldrá a $6.410 por carga. Es decir, si en un hogar hay cuatro personas que reciben bonificación por el SUF reajustado, se sumarán $25.640 al subsidio, por lo que en total percibirá un monto de $88.028.

“Lo que se hace, es que se toma el aumento de los últimos doce meses, el costo de esta canasta, que es del orden del 4%, y eso es lo que se le aporta al trabajador por cada una de sus cargas. Y ese monto se va a ir ajustando en los meses siguientes de acuerdo a lo que vaya ocurriendo con los precios de los alimentos”, explicó, por su parte, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, en Radio Duna.

Junto con ello, resaltó que “estamos hablando del orden de los $6.500 por carga familiar, es decir, para tres cargas va a ser del orden de los $20 mil mensuales, que se van a sumar al aumento del ingreso mínimo”.

Para el mecanismo se considerará la Canasta Básica de Alimentos calculada por el Ministerio de Desarrollo Social. “Son más de 80 productos”, resaltó Sanhueza.

Además,la subsecretaria expuso que “esta compensación alcanza el universo de los actuales beneficiarios del SUF y de la Asignación Familiar, esos son actualmente más de 3 millones de personas. Son 1 millón 600 mil hogares”, agregando a quienes reciben Asignación Familiar son familias con ingresos de hasta $830 mil.

/psg