La tarde de este miércoles el Tribunal de Garantía de Villarrica decretó la libertad de Mauricio Briceño, imputado por asesinar al comunero mapuche Eloy Alarcón al interior de su predio ubicado en Lican Ray, región de La Araucanía, el pasado sábado 4 de junio.

Legítima defensa

De acuerdo a la información del corresponsal de Meganoticias en la zona, Ignacio Beltrán, durante la audiencia, la Fiscalía había pedido arresto domiciliario, los abogados querellantes pedían prisión preventiva, mientras que la defensa alegó “legítima defensa“.

El tribunal entonces otorgó la hipótesis de la defensa, debido a que Alarcón e integrantes de su comunidad habría ingresaron al predio, causado daños y perpetrado un robo, mientras Briceño se habría defendido de una agresión, presuntamente con un hacha.

Es con estos antecedentes entonces que se acogió la legitima defensa y se decretó la libertad del agricultor.

El caso

El hecho ocurrió el pasado sábado en un predio agrícola ubicado en el camino que une las localidades de Villarrica y Lican Ray, el cual es reclamado como “tierras ancestrales” por parte de la comunidad y familia del comunero asesinado.

Fue así como Alarcón y seis integrantes de su lof fueron al predio en cuestión, donde, según Carabineros, Briceño hizo uso de su arma “debidamente inscrita” e hirió al comunero que falleció en el Hospital de Villarrica.

“Nosotros andábamos sin armamento. A él le pusieron una pistola en el pecho y le dispararon en el corazón“, relató en esa oportunidad Byron Alarcón, el hermano de la víctima.

Además, una tía de la víctima señaló que “nosotros no alcanzamos a entrar al terreno de él (Briceño)… No llevábamos nada en las manos, solamente queríamos conversar con él, y preguntarle quién era y qué estaba haciendo ahí”.

Briceño desde un principio señaló que se estaba defendiendo y Carabineros incautó el arma de este, además de un hacha y machetes con los que supuestamente habría sido atacado.

/gap