Wall Street cerró este martes con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, se dejó un 2,38 % en una muy mala jornada para las tecnológicas, a la espera de que varios gigantes del sector presenten sus cuentas trimestrales, y con miedo entre los inversores a una ralentización de la economía.

Al cierre de las operaciones, el Dow perdió 809,28 puntos, hasta 33.240,18, y el selectivo S&P 500 retrocedió un 2,81 %, hasta 4.175,20.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, cayó un fuerte 3,95 %, hasta los 12.490,74 puntos, su nivel más bajo en lo que va de año.

Las caídas fueron generalizadas, con todos los sectores en rojo salvo el energético, que subió un ligero 0,05 %.

El batacazo fue especialmente importante para las empresas de bienes no esenciales (-4,99 %) y para las tecnológicas (-3,71 %), que ayer habían tirado del mercado y habían permitido un pequeño rebote de Wall Street tras las fuertes pérdidas recientes.

Microsoft (-3,74 %) y Alphabet, la matriz de Google, (-3,59 %) acabaron con fuertes pérdidas una sesión a cuyo término tenían previsto dar a conocer sus resultados trimestrales.

Meta (Facebook), Apple y Amazon, que darán a conocer sus cuentas a lo largo de la semana, también registraron claros retrocesos.

Twitter, un día después de anunciarse su venta a Elon Musk, cerró con una bajada del 3,89 %, mientras que Tesla, la compañía que dirige el multimillonario empresario, se desplomó un 12,18 %.

Los treinta valores del Dow Jones acabaron la sesión en rojo, con las mayores pérdidas para Nike (-5,80 %), Boeing (-5,04 %) y Visa (-4,22 %).

Desde primera hora, el mercado recuperó hoy la tendencia negativa que acumula este mes y las pérdidas se fueron acelerando a lo largo de la jornada hasta terminar en descensos importantes para los principales índices.

El miedo al efecto en la economía global que pueden tener las duras medidas en China para frenar la covid-19, la posible ralentización en EE.UU. como consecuencia de la prevista subida de los tipos de interés y el impacto de la inflación en la demanda de muchos productos figuran entre los factores más comentados por los analistas.

En otros mercados, el petróleo de Texas subió un 3,2 % hasta 101,70 dólares el barril, y al cierre de Wall Street el oro subía a 1.907,3 dólares la onza, la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años retrocedía al 2,734 % y el dólar ganaba terreno frente al euro, con un cambio de 1,064. EFE

/psg