El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, afirmó este martes que Ucrania “ganó la batalla de Kiev” porque la ciudad vuelve a vibrar con gente que cena en restaurantes, se sienta en bancos y pasea, tal y como él constató en su reciente visita al país.

“Ahí estaba en frente de nosotros. Los ucranianos habían ganado la batalla de Kiev”, afirmó el jefe de la diplomacia estadounidense ante el comité de Exteriores del Senado.

Blinken y el secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, hicieron el domingo una breve visita a Kiev, la primera de alto nivel de Estados Unidos desde el comienzo de la guerra el pasado 24 de febrero y en la que se reunieron durante unas tres horas con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Ante el comité, Blinken reveló algunos de los pensamientos que lo asaltaron mientras viajaba con Austin en tren desde Polonia hasta Kiev y ambos contemplaban el campo ucraniano que hasta hace poco parecía que iba a caer en manos rusas, pero ahora está “firmemente” en poder del Gobierno ucraniano.

“Es imposible no conmoverse cuando uno ve lo que los ucranianos han conseguido. También es imposible no pensar que seguirán teniendo éxito porque saben por lo que están luchando”, aseveró.

En respuesta a preguntas de los senadores, Blinken también ofreció detalles de su reunión con Zelenski, que se centró en ayuda militar.

En concreto, Blinken, Austin, Zelenski y el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Réznikov, hablaron sobre qué tipo de armas necesita el Gobierno ucraniano ahora que el Kremlin ha intensificado su campaña militar en el Donbás, en el este del país y fronterizo con Rusia.

Además, en la visita, los dos altos cargos estadounidenses se comprometieron a proporcionar unos 300 millones de dólares adicionales en ayuda militar a Ucrania y anunciaron el retorno progresivo a suelo ucraniano de los diplomáticos que dejaron el país tras el inicio de la invasión rusa.

Los diplomáticos están regresando esta semana a la ciudad de Lviv, en el oeste de Ucrania y cerca de Polonia, y se están estudiando las condiciones de seguridad para reabrir la embajada en Kiev, indicó Blinken.

Se espera que esta semana el Gobierno de Joe Biden pida al Congreso un nuevo paquete de asistencia militar y económica para Ucrania, aunque todavía se desconoce cuál será el importe de la nueva ayuda.

Desde que Biden llegó a la Casa Blanca en enero de 2021, Estados Unidos ha dedicado más de 4.000 millones de dólares en asistencia de seguridad para Ucrania, entre ellos 3.400 millones de dólares desde el comienzo de la invasión rusa el pasado 24 de febrero.

(con información de EFE)

/psg