La tarde del domingo, un sujeto fue detenido y formalizado tras dañar el reloj de flores de Viña del Mar, hecho que quedó registrado en un video y que rápidamente se viralizó en redes sociales.

Sin embargo, este hecho no es aislado, ya que en varias ocasiones desconocidos han buscado ingresar al emblema de la ciudad jardín con la finalidad de vandalizarlo. Y la naturaleza también a hecho lo suyo.

Otros casos

En noviembre de 2014, un grupo de sujetos generó daños en el reloj de flores durante la madrugada, ataque que fue investigado por Carabineros en su oportunidad.

Una de las personas que cuidaba el ícono de la ciudad llamó a la policía advirtiendo que algunos jóvenes habían intervenido el minutero.

En las semanas siguientes fue atacado en dos oportunidades más, siendo la última de ellas a mediados de diciembre de ese mismo año.

De acuerdo a la prensa de la época, en ese mes cuatro individuos pisaron los arreglos florales y adelantaron las manillas una hora, pero lograron ser arrestados. Uno de ellos pasó a control de detención y los otros quedaron en libertad.

 

Aton

Otro de los casos de los que se tiene registro fue en marzo de 2017, cuando una mujer de 50 años modificó la hora del reloj y le ocasionó serios daños al mecanismo. La autora del hecho fue detenida y formalizada.

En diciembre de ese mismo año, la alcaldesa de Viña del Mar de ese entonces, Virginia Reginato, interpuso una querella contra dos jóvenes que dañaron el reloj manipulando las manecillas.

La caída de un árbol

Cabe destacar otro importante y recordado hecho sucedió en mayo de 2017, aunque esta vez tuvo que ver con factores climáticos y sus daños fueron considerablemente mayores.

En esa oportunidad un árbol, ubicado sobre el reloj, cayó sobre la estructura en la madrugada, debido a un deslizamiento de tierras tras las intensas lluvias que habían afectado a Viña del Mar.

 

Aton

Desde ese día, se trabajó intensamente en su reparación. Un mes y medio después, el reloj de flores fue reabierto.

/gap