El 4 de septiembre se llevará a cabo el plebiscito de salida, instancia donde la ciudadanía votará apruebo o rechazo a la propuesta de nueva Constitución que redactó la Convención Constitucional y que entregó de manera oficial al Presidente Boric el pasado 4 de julio.

El ex convencional y coordinador de la franja del Rechazo, Bernardo Fontaine, conversó sobre la propuesta constitucional junto a Álvaro Paci.

Tras ser consultado sobre cómo han tomado en la franja la baja a la opción del Rechazo en las últimas encuestas de opinión ciudadana, el ex constituyente afirmó que ahora “lo central es que volvamos a valorar e insistir en el corazón de lo que tiene el Rechazo, que es la transversalidad​. Es el hecho de que no hay un solo Rechazo, sino que hay un Rechazo de distinta gente, diverso, espontáneo, orgánico, que tiene elementos políticos y muy distintos. Sectores de la DC, socialistas, centroizquierda, los amarillos, y también organizaciones ciudadanas”.

“El Rechazo reúne a una cantidad de gente que incluso ha votado muy distinto. Hay gente que votó apruebo, rechazo, por Boric, por Kast o por otros candidatos. ¿Qué nos une a todos? Que la propuesta de la convención es una Constitución mal hecha”, aseguró.

“Eso es algo muy notable y que habla que el Rechazo es la unidad de Chile en la esperanza de una Constitución mejor. Es también la posibilidad de encontrar un Chile que no signifique un despegue social y económico, no como esta Constitución mal hecha que nos va a conducir a la zanja, a la mediocridad”, indicó.

Tras ser consultado sobre cómo trabajan para que los partidarios del Rechazo no viralicen las fake news, contestó “lo primero que hay que entender es que hay muchas campañas del Rechazo. De hecho, no hay un comando. Lo que hay son distintas agrupaciones, ciudadanos, personas, opciones políticas que están por el Rechazo. Es un poco incontrolable”.

“Nosotros tenemos la claridad de que en la franja ciudadana solamente vamos a decir la verdad y no necesitamos decir nada más, porque si uno lee la Constitución se da cuenta de que está mal hecha”, indicó.

“La versión oficial va a estar ahí. Puede haber alguien que publique algo equivocado. Pero hay que tener mucho cuidado con algo que yo lo viví en la convención, que es que este pequeño grupo de izquierda radical que hizo esta Constitución, que no es para todos, no es la casa para todos, tiene esta idea de que cada vez que alguien critica, que tiene una interpretación distinta, es un fake news, una mentira. Eso es una falta profunda de democracia”, señaló.

“Es tan increíble que está tan mal hecha la Constitución que, por ejemplo, el artículo que exige el permiso indígena para modificar leyes está tan mal escrito, que tiene muchas interpretaciones. Hay algunos que dicen que para toda la Constitución se requiere el permiso indígena y hay un veto ahí”, ejemplificó.

“Esta Constitución es confusa, ambigua, que permite muchas interpretaciones y eso la hace estar mal hecha”, finalizó.

/psg