Tras el reciente sistema frontal que afectó la zona central este fin de semana, el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, y la meteoróloga de la Oficina de Servicios Climáticos de la Dirección Meteorológica de Chile Alicia Moya, entregaron un balance de la situación hídrica actual del país.

El balance consideró la acumulación de precipitaciones y nieve, además del estado de los embalses y el pronóstico para el resto del invierno.

“En este momento las lluvias han sido un gran alivio para la situación hídrica que tenemos en nuestro país, sin embargo esta crisis hídrica no se ha superado. Las lluvias y la acumulación de nieve no nos permiten aún descartar un potencial racionamiento durante el verano”, señaló el titular del MOP.

García, explicó, por ejemplo que el embalse El Yeso aumentó en 1,2 millones de metros cúbicos el agua almacenada desde finales del mes pasado y se mantiene con el 69% de su capacidad.

El ministro dijo que se seguirá monitoreando la situación hídrica y en septiembre “cuando ya podamos identificar la cantidad de nieve acumulada podremos hacer una proyección más certera de lo que vendrá”.

Alicia Moya de la Dirección Meteorológica se refiere a la acumulación de nieve durante el balance hídrico de julio. Foto: Karin Pozo / Agencia Uno.

Alicia Moya, por su parte, precisó que “si bien a la fecha llevamos montos superiores al año pasado, mantenemos un déficit”.

“Para llegar a los rangos de normalidad a la fecha, a Santiago le faltarían que precipitaran aproximadamente 50 milímetros, a Curicó 120 milímetros y a Chillán 140 milímetros, pero estos montos solo servirían para quedar dentro de lo normal y no para terminar con la sequía, ya que la sequía es acumulativa”, advirtió.