Estados Unidos está “alarmado y consternado” por la represión del régimen de Irán contra los manifestantes estudiantiles enfadados por la muerte de Mahsa Amini tras su detención por la policía de la moralidad, según indicó este lunes la Casa Blanca.

“Sigo gravemente preocupado por los informes sobre la intensificación de la represión violenta contra manifestantes pacíficos en Irán, incluidos estudiantes mujeres, que reclaman su igualdad de derechos y su dignidad humana básica. Reclaman unos principios justos y universales, que sustentan la Carta de la ONU y la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, sostuvo Joe Biden en un comunicado.

El primer mandatario estadounidense además resaltó: “Durante décadas, el régimen de Irán ha negado las libertades fundamentales a su pueblo y ha reprimido las aspiraciones de sucesivas generaciones mediante la intimidación, la coacción y la violencia. Estados Unidos apoya a las mujeres iraníes y a todos los ciudadanos de Irán que inspiran al mundo con su valentía”.

“Estados Unidos está facilitando a los iraníes el acceso a Internet, entre otras cosas, facilitando un mayor acceso a plataformas y servicios seguros y externos. Estados Unidos también está exigiendo responsabilidades a funcionarios y entidades iraníes, como la Policía de la Moralidad, que son responsables de emplear la violencia para reprimir a la sociedad civil. Esta semana, Estados Unidos impondrá más costes a los autores de la violencia contra manifestantes pacíficos. Seguiremos exigiendo responsabilidades a los funcionarios iraníes y apoyando el derecho de los iraníes a protestar libremente”.