La Resistencia Mapuche Lafquenche se adjudicó el ataque incendiario que destruyó el molino Grollmus y dejó a tres personas heridas en Contulmo, en la región del Bío Bío.

Así lo indica la RML, a través de un comunicado publicado por el portal Infowerken

Según señala el documento, “reivindicamos la acción de sabotaje en contra del molino Grollmus de la comuna de Contulmo, acción de respaldo a los presos políticos mapuche que permanecen en huelga de hambre en Arauco y Concepción exigiendo sus derechos carcelarios”.

El comunicado de la Resistencia Mapuche Lafquenche se refiere a las personas afectadas como “colonos alemanes que se instalaron con el aval del estado de Chile a sangre y fuego en nuestras tierras antiguas, asesinando y despojando a nuestros kiuvikecheyem de sus espacios territoriales de la orilla del lago Lanalhue”.

Entre las solicitudes de la RML, está el traslado al CET para Víctor Llanquileo, quien se encuentra en huelga seca y el traslado a la cárcel de Lebu para Yerko Maril y Esteban Carrera.

El ataque ocurrió pasadas las 18:00 horas del lunes en el sector Tranguilboro, en el Eco-Museo Molino Grollmus en la comuna de Contulmo, en la provincia de Arauco.

Al llegar carabineros se percataron que el molino, una casa patronal y un inmueble menor, estaban completamente destruidos.

Tres personas terminaron heridas durante el ataque, que incluyó armas de grueso calibre por parte de los responsables. Uno de ellos es Carlos Grollmus Thiele, de 79 años, quien terminó con una pierna fracturada por impacto de bala. Durante este martes se confirmó que le debieron amputar la pierna producto de la herida.

El Gobierno, en voz del subsecretario de Interior, Manuel Monsalve, confirmó que presentarán una querella por este ataque incendiario.

/gap