El ministro de Hacienda, Mario Marcel, se refirió esta mañana al alto y sorpresivo registro inflacionario de abril. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) escaló 1,4% en el cuarto mes del año y llevó a la inflación anual en Chile a superar la barrera del 10%, su mayor nivel desde 1994.

Cifra, explicó Marcel, marcadas por “los aumentos en los precios de los alimentos y, en cierta medida, la energía y algunos componentes más volátiles del IPC”.

“Lo que eso nos indica es que, en primer lugar, hay un componente creciente de las cifras de inflación que estamos viendo en lo más reciente que están recogiendo el impacto de esta crisis que se ha producido en Europa, por la invasión de Rusia a Ucrania y el impacto que ha tenido sobre los precios de los cereales, los aceites, etc”, dijo.

Por otro lado, agregó, “nos indica que las medidas que hemos tomado para prevenir y contener este efecto son acertadas. Por un lado, en lo que se refiere a los costos de transporte, los combustibles, todos los mecanismos de estabilización que van a estar en operación prontamente, hay una parte que ya está, que es el Mepco, otra parte que se aprobó ya en el Senado esta semana, que es el aporte de recursos al FEPP para, no solamente contener, sino que reducir el precio de la parafina”.

También recordó que “vamos a tener propuestas para también moderar los precios del gas licuado, para evitar aumentos de los precios de la electricidad y el congelamiento de las tarifas de transporte. Todo eso va a ser muy importante durante este periodo, dado que se van a mantener estas presiones provenientes de los altos precios del petróleo a nivel internacional”.

Sumado a eso, destacó que el complemento de la asignación familiar -que se tramita en el Senado- que se entregará mensualmente y cuyo monto variará según el aumento del costo de la canasta básica de alimentos, “va a ir compensando estos aumentos mayores de precios de los productos de alimentación”.

Dicho aquello, el titular de Hacienda recalcó que “estamos trabajando incansablemente para combatir, mitigar, limitar el impacto de la inflación sobre los bolsillos de las personas y vamos a seguir trabajando en esa dirección”.

“Tenemos varias leyes que aprobar en las próximas semanas y vamos a seguir buscando los mecanismos que sean necesarios para limitar los efectos de la inflación”, afirmó. “Las proyecciones del Banco Central indican que la inflación va a seguir alta todavía por dos o tres meses más, y de ahí por lo menos sus proyecciones son que comience a desacelerar en la segunda mitad del año. Vamos a seguir trabajando en esa dirección”, concluyó.

/psg