Durante la noche del miércoles, en medio de la ruta entre Lautaro y Vilcún, la cabina de un camión con encargo por robo resultó totalmente incendiada por desconocidos, quienes también dejaron en el lugar mensajes en rechazo a la presencia militar en la Macrozona Sur, en el marco del Estado de excepción Constitucional.

Un hecho que se suma a otros dos de violencia ocurridos el martes tanto en la Región de La Araucanía como en la del Biobío. Durante ese día, se produjo el homicidio de un trabajador forestal mapuche en Lumaco y, más tarde, un grupo de 70 encapuchados atacaron con armas de fuego una base de Carabineros que resguardaba un predio en Quidico.

El jefe de Defensa Nacional en La Araucanía, el general Edward Slater, abordó durante esta tarde los episodios que han estremecido a la zona.

“Esto no va a conducir a nada, yo no sé qué pretende esta gente realizando estos actos de terror, de muerte, de destrucción y causando la muerte, más encima, a gente pacífica, de su propia etnia”, señaló.

“Eso lo encuentro inconcebible, es el colmo que ocurran este tipo de cosas, yo rechazo todo tipo de violencia, pero esto ha llegado a un límite que es inaceptable”, agregó.

Sobre el lienzo encontrado esta jornada tras la quema de la cabina de un camión, que contenía mensajes en contra de la presencia militar en la zona, el general precisó que “habla de una percepción que tienen personas que no quieren que nosotros estemos acá, pero por algo no quieren que estemos acá”.

“Es muy claro. Si ellos escriben este mensaje que quieren que nos vayamos es justamente el tipo de persona que desea que, a través de nuestra ausencia, lograr llevar a cabo las tareas de violencia y terror que acostumbran a hacer”, explicó, asegurando que “en consecuencia, al estar acá impedimos que eso suceda”.

Así, realizó un llamado a quienes emiten dichos mensajes: “Eviten seguir en esta línea, ¿para qué? ¿qué van a lograr?”.

“¿Quieren temor, quieren producir terror? A nosotros los militares no nos van a asustar”, sentenció.

Además, puntualizó que “nosotros no nos vamos a cansar, vamos a estar 24/7 y si es necesario no dormir. No vamos a dormir hasta cumplir la tarea que se nos ha encomendado con todos nuestros medios, con todas nuestras capacidades, porque queremos a nuestros compatriotas, queremos al pueblo mapuche y no queremos, por ningún motivo, que situaciones como estas se vuelvan a repetir”.

Respecto a planteamientos de legisladores de la zona que piden mayor respaldo político del Ejecutivo a las Fuerzas Armadas para las labores asignadas, el general dijo haber “tenido bastantes reuniones con el delegado (presidencial regional de La Araucanía, Raúl Allard), con el subsecretario (del Interior Manuel Monsalve)” y enfatizó en que “el apoyo político está”.

“Yo puedo ser claro en eso, no nos falta apoyo político. Hemos recibido el apoyo de las autoridades directas de la región”, aseguró, y dijo que pese al “repudiable” ataque en que fue asesinado Segundo Catril, “hemos logrado -y los números y los datos duros así lo dicen- bajar la frecuencia y la cantidad de hechos violentos en la región y espero que se mantenga”.

Asimismo, precisó que ha sostenido reuniones con gremios de camioneros en las que no se ha solicitado ningún requerimiento. “Dicen que tal como está (el estado de excepción) está bien. Dicen que sienten presencia militar, me expresaron que no tienen ningún requerimiento, por lo tanto se sienten tranquilos”.

Más temprano, tras una reunión en La Moneda para evaluar el estado de excepción que rige desde el 17 de mayo en la Macrozona Sur, el general Guillermo Paiva, Jefe del Estado Mayor Conjunto, abordó el rol que han tenido las Fuerzas Armadas durante la vigencia de la medida, precisando que “las FF.AA. siempre han estado respaldadas por el gobierno”.

De dicho encuentro, también participó la ministra del Interior, Izkia Siches, la titular de Defensa, Maya Fernández, y el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve.

/psg