Este viernes se dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de junio, el cual registró alza de 0,9%, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Si bien se trata de una cifra que sigue siendo alta, esta se ubicó en la parte baja de las expectativas del mercado, que asumía una escalada de precios en torno a 1%, en línea con las tres alzas mensuales previas.

Materia que fue abordada por el ministro de Hacienda, Mario Marcel, quien manifestó “sigue siendo una cifra alta, pero creo que es importante destacar que me parece que es la primera vez en muchos meses que el IPC sorprende a la baja, que está por debajo de las expectativas de mercado”.

“Hemos tenido muchos meses a la inversa, en que había sorprendido con cifras superiores a las expectativas. En este caso, han sido inferiores a la expectativas de mercado. Por otro lado, es el tercer IPC a la baja en la variación mensual después del peak grande que hubo en marzo”, resaltó.

Junto con ello, Marcel detalló que “el IPC sin volátiles tuvo una variación de 0,7%, lo cual es importante, no tanto respecto del bolsillo de las personas, porque muchos de los componentes volátiles son alimentos y energía, que cuestan igual para las personas, pero es un indicador del grado de inercia que puede tener la inflación”.

“En la medida que este indicador se mantenga más moderado y que comience la etapa baja también nos dice que, por lo menos, en términos de la persistencia de estos shocks puede ser una persistencia algo menor de lo que se esperaba. Así que hay elementos de dulce y agraz, por supuesto la parte negativa es el aumento en el costo de la vida, dado que hemos vuelto a tener costos importantes en el costo de los alimentos, el precio de los alimentos también afecta a muchas familias”, dijo.

Respecto del impacto sobre la canasta básica, apuntó “vamos a volver a tener un incremento del complemento por el costo de la canasta básica de alimentos, así que eso, en parte, va a permitir compensar ese efecto, pero seguirá siendo materia de preocupación para todos nosotros durante un buen tiempo”.

Con todo, señaló “vamos a tener novedades sobre eso la próxima semana que todavía no puedo anticipar, pero hemos estado trabajando bien intensamente en este sentido, y como digo, vamos a tener novedades la próxima semana”.

El jefe de la billetera fiscal también analizó cómo el explosivo incremento del dólar en Chile podría repercutir sobre la inflación. En ese sentido, precisó que “los aumentos del dólar, que se originan en factores de carácter global, no tienen impacto tan grande sobre los precios domésticos como lo tiene las fluctuaciones que corresponden a factores locales”.

“Eso es algo que habrá que ver, pero hay que entender que al mismo tiempo, ya están operando otras fuerzas que van a contribuir a ir frenando la inflación. El Banco Central ya llegó a una tasa de interés que es bastante restrictiva, ya hemos visto que la demanda interna se está ajustando, eso le está restando presiones a la inflación, quizás eso en parte se está reflejando en los datos que estamos viendo ahora de IPC”, acotó.

Expresó que este “es un proceso que tiene que continuar, entonces vamos a tener fuerzas contrapuestas y ojalá que en términos de inflación estas fuerzas se vayan balanceando, y eventualmente, ayuden a bajar la inflación”.

“En cuanto al tipo de cambio, hemos tenido un escenario que es particularmente adverso en lo global, y también, respecto del déficit de cuenta corriente en la balanza de pago de Chile. En la medida que el gasto se vaya ajustando, la demanda por importaciones se vaya ajustando, también esa presión proveniente de la cuenta corriente también se va a ir reduciendo en el tiempo”, proyectó el ministro de Hacienda.

Alza de las bencinas

En relación al fuerte incremento de que han registrado las bencinas en el país, con aumentos en torno a $45 en tres semanas, de la mano con la inédita tendencia alcista del dólar, el secretario de Estado sostuvo que “el alza que tuvimos esta semana tiene que ver con una variación muy violenta del tipo de cambio en un periodo muy breve de tiempo, que sacó el costo de la paridad importación fuera de la banda de precios esperamos que eso ni vuelva a ocurrir y volvamos a los rangos de movimiento habituales que están contemplados en la ley”.

“Pero tenemos que entender que cuando hay fluctuaciones muy grandes en un periodo muy corto de tiempo, le hace la vida más difícil aún a este mecanismo, y por supuesto, a los consumidores. Así que esperamos poder ir volviendo a esa banda del Mepco lo antes posible”, concluyó.

/psg