Durante la primera semana de julio el mundo del espectáculo quedó concertando por los señalamientos en contra de Enrique Martín Morales mejor conocido como Ricky Martin quien fue señalado en su natal Puerto Rico por supuesta violencia doméstica en contra de uno de sus sobrinos de nombre, Dennis Yadiel Sánchez.

La orden de protección fue expedida por la jueza Raiza Cajigas Campbell del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, Puerto Rico tras una solicitud ex parte, según el comunicado de la Policía y se ampara bajo la Ley 54 de ese país, que protege a las víctimas de violencia doméstica.

Será durante el transcurso del próximo jueves 21 de julio cuando el reconocido cantante boricua tenga la oportunidad de dar su versión de los hechos a puerta cerrada en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan.

El próximo jueves 21 de julio el cantante boricua tendrá la oportunidad de dar su versión de los hechos en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan (Foto Paul R. Giunta/Invision/AP, archivo)El próximo jueves 21 de julio el cantante boricua tendrá la oportunidad de dar su versión de los hechos en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan (Foto Paul R. Giunta/Invision/AP, archivo)

Bajo este contexto diversos fanáticos del intérprete se han preguntado cuáles serían las consecuencias legales a las que se podría enfrentar el intérprete de Livin’ la Vida Loca, Tu recuerdo, La copa de la vida o La mordidita en caso de que no exista un fallo en favor del conocido cantautor de 50 años.

Por ello el conocido periódico El Nuevo Día, el cual es el medio con mayor circulación en Puerto Rico como parte de las futuras declaraciones de Ricky Martin se ha encargado de entrevistar a diversas especialistas en estos procesos legales.

La profesora de Derecho y Estudios de Género en la Universidad de Puerto Rico, Mariana Iriarte Mastronardo recalcó para el portal boricua que “La orden de protección” que le fue impuesta al célebre intérprete es parte de un proceso para escuchar su versión de los hechos y que es parte de “un remedio civil” en el cual se dictan las primeras medidas.

La orden de protección ex parte se emite sin escuchar a la otra parte, es decir aquí no hay una determinación de que los hechos, que la otra parte alega, se dieron de la manera que se está alegando. El Tribunal vio ese testimonio, y entendió que el mejor curso de acción a seguir era conferir una protección adicional hasta que se dé la vista de orden de protección final”, remarcó la litigante puertorriqueña.

/Gap