Es uno de los temas que ha copado la agenda global: la crisis climática, que ha golpeado a nuestro país con una severa sequía. La presidenta del Banco Central, Rosanna Costa, llamó a los gobiernos a liderar el proceso contra el cambio climático, y a reunir al mundo científico con el de los negocios para hacer frente al desafío medioambiental.

“Son los gobiernos lo que tienen la tarea de coordinar, liderar y generar las condiciones para definir las políticas que los desafíos medioambientales”, dijo Costa en el seminario “Pérdida de Biodiversidad y Degradación de Ecosistemas: Implicancias para la Macroeconomía y Estabilidad Financiera”.

En la actividad organizada por Banco Central de Chile, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Costa agregó que los gobiernos son “los encargados de sumar al mundo científico y a las empresas en este desafío, y promover la innovación e inversión tecnológica sustentable y sostenible”.

Sobre el actuar del Banco Central ante la crisis climática, Costa destacó que el organismo ha impulsado iniciativas que consideran los riesgos financieros que significa el avance del cambio climático en Chile. Abordar el tema en el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) y en el actual plan estratégico son parte de las líneas de trabajo que impulsa el organismo en esta área.

“Entrono al 30% del avalúo de propiedades en Chile estarán expuestos a los riegos climáticos hacia el año 2050, siendo la macro zonas norte y centro la de mayor exposición relativa a riesgos físicos, de deterioro costero, inundaciones y sequías. En tanto, la macro zona norte y centro y la Región Metropolitana están más expuestas a la disminución de recursos hídricos y a los aumento de temperaturas, zonas que concentran el 86% de las empresas y el 88% de la población”, resalto Costa respecto al estudio del medio ambiente realizado por el Banco Central y consignado en el reciente IEF.

Además, el Banco Central resaltó que trabaja el tema en conjunto con organizaciones internacionales e instancias locales, como la mesa de finanzas verdes.

Desde el organismo autónomo también anunciaron que están estudiando la posibilidad de invertir en instrumentos financieros amigables con el medio ambiente.

“Estamos evaluando la factibilidad de invertir un pequeño porcentaje de nuestra cartera en bonos verdes. Ello en la medida que se cumpla con los requisitos de liquidez, diversificación y riesgo, y rentabilidad que rigen nuestras inversiones”, comentó Costa.

/psg