Diversas reacciones de todos los sectores surgieron tras el favorable resultado que dio a conocer este miércoles la Comisión de Evaluación Ambiental (Coeva) de la Región de Coquimbo, y que le dio luz verde al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto minero portuario Dominga.

Mientras desde la empresa titular, Andes Iron, valoraron la aprobación del organismo, organizaciones ambientalistas como la Alianza de Humboldt insisten en que el asunto no está zanjado, y esperan que la Corte Suprema acoja los recursos de casación en contra de la iniciativa que fueron presentados ante el Poder Judicial.

En ese contexto, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, también se refirió al resultado y dijo: “me parece que si la comisión aprobó el proyecto es porque reúne todas las correcciones al estudio de impacto ambiental, y hay que pensar que este es un proyecto que está en un su proceso de creación, generando del orden de 35 mil empleos y en su operación va a generar sobre 20 mil empleos”.

En conversación con Radio Universo, el líder del gran empresariado rescató que se trata de “un proyecto que está tomando todos los resguardos ambientales, ecológicos, de sostenibilidad, sustentabilidad, y yo creo que es muy importante en la etapa que estamos nosotros, de reactivación de la economía, y especialmente en lo que está ocurriendo en la cuarta región, que proyectos de este tipo, bien hechos, bien concebidos, bien corregidos, bien discutidos con la comunidad y especialmente con todas las correcciones en términos ambientales, puedan ser realizados”.

Así y todo, reparó en que “le queda un largo camino (a Dominga), porque tiene que ir al Consejo de Ministros, y posteriormente tiene que ir a la Corte Suprema, así que es una primera etapa positiva para el proyecto, pero no sabemos aún cómo eso va a avanzar”.

Consultado por las acusaciones de las agrupaciones ecologistas, desde donde afirman que “hubo un mal uso de derecho” por parte de Coeva, Sutil expresó “creo que esto requiere del rigor más bien técnico, y menos pasión, porque la gran discusión que había inicialmente, según entiendo de este proyecto, era la ruta de navegación de los barcos para llegar a puerto, como tiene que llegar a todo puerto en todo lugar del mundo y que eso protegiera el medio ambiente, la flora y fauna marina, y entiendo que eso está debidamente normado y corregido”.

Tras ello, Sutil apuntó que “hay que entender que proyectos de esta naturaleza son fundamentales de desarrollar, porque es lo mismo que pasa el día de mañana con el hidrógeno verde o lo que pasa con el cobre, que finalmente va a ser un cobre verde, y hay que pensar que el cobre, el litio, nuestros minerales, de alguna forma van a ser también los salvadores del mundo, porque se requiere para poder eliminar la combustión de combustibles fósiles, que son el 70% de las emisiones en el mundo, que los lleva la industria, los automóviles”.

Desde la perspectiva del titular de la CPC iniciativas como esta, permiten “entregar al mundo la electromovilidad”, por lo que llamó a “mirar eso en una posición de largo plazo, pensando en la sustentabilidad por supuesto, y también en el medio ambiente, peor hacer las cosas bien, yo creo que ese es el gran dilema que tenemos hoy, más que encasillarnos en posiciones muchas veces extremas”.

Finalmente, Sutil aseguró que “la ciencia es clara en que la combustión de combustibles sólidos son responsables de un porcentaje muy importante del impacto ambiental en que estamos o el cambio climático en que estamos”.

Y siguió “entonces un proyecto como Dominga, que yo no tengo ningún interés en defenderlo, simplemente, estoy tratando de ser objetivo, que no se encuadra en eso y que su discusión es el impacto que puede tener en el territorio con las comunidades, con un manejo adecuado de la extracción que va a ser de los minerales, con un transporte adecuado que no impacte y con una salida marítima correcta, bueno discutamos ese punto, pero no lo encasillemos en una cosa global”.

/psg