A menos de doce horas de haber ocurrido el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci en Barú (Cartagena, Bolívar), las autoridades ya tienen dos hipótesis alrededor del caso. Ambas teorías dan por sentado que el funcionario era objetivo directo del ataque y que su muerte no se debe a un hecho fortuito.

La primera teoría apunta a que Pecci fue seguido por los criminales desde Asunción, la capital de Paraguay, y estos decidieron ultimarlo en Cartagena. Esta hipótesis incluso contempla que los asesinos podrían haber llegado a Colombia en el mismo vuelo que Pecci. Teniendo esto en cuenta, la Policía Nacional de Colombia solicitó a la aerolínea Copa el listado de pasajeros y las imágenes de embarque y desembarque de los mismos.

En cuanto a la segunda hipótesis, esta señala que los asesinos fueron contratados en Colombia por algún emisario de uno de los grupos que estaba investigando Pecci. Sin embargo, no se ha mencionado a qué grupo ilegal podrían estar asociados los sicarios o los autores intelectuales.

Las autoridades colombianas y paraguayas están trabajando en conjunto para esclarecer el caso. Del lado colombiano ya se están desplegando los planes pertinentes para poder capturar a los responsables. Incluso, se está tramitando que Estados Unidos brinde apoyo. El país norteamericano estaría interesado en dar con los asesinos de Pecci ya que este tenía a cargo casos importantes relacionados al narcotráfico, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

Por su lado, la Fiscalía de Paraguay también anunció que conformó un equipo de tres fiscales para investigar el atentado en donde murió su colega. Manuel Doldán, fiscal de Asuntos Internacionales de Paraguay, dijo que los fiscales que lo acompañarán en este caso serán Lorenzo Lezcano y Federico Delfino.

Cabe anotar que Paraguay está manejando la información con mucha cautela. Sofía López, embajadora de Paraguay en Colombia, aseguró que Pecci estaba a cargo de procesos controversiales, pero no reveló cuáles.

“Yo creo que sí, que él estaba llevando procesos especiales, pero por la delicadeza de la investigación y por respeto a él y a su familia (…) es un tema muy triste, es lo que les puedo decir”, dijo la funcionaria en dialogo con Noticias Caracol.

En la hoja de vida de Pecci resalta que trabajó en la investigación del asesinato de la hija del gobernador de Amambay y otras tres personas en Pedro Juan Caballero, en octubre de 2021; y en el muy resonado caso de la provisión de documentos paraguayos falsos al ex futbolista brasileño Ronaldinho, quien fue detenido en Paraguay en marzo de 2020.

/gap