La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este miércoles que ya se han notificado más de 6.000 casos de viruela del mono en 58 países, en el contexto del brote actual.

Del total de contagiados, alrededor del 80% se han registrado en Europa, de acuerdo a lo señalado por la entidad.

El director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que a mediados de julio volverán a convocar al comité que los asesorará sobre si declarar el brote como emergencia sanitaria mundial –el nivel más alto de alerta de la OMS–.

En su anterior reunión, celebrada el 27 de junio, el comité decidió que el brote, en el que han aumentado los casos tanto en los países africanos como a nivel mundial, no constituía aún una emergencia sanitaria.

“Me sigue preocupando la magnitud y la propagación del virus en todo el mundo”, admitió Tedros, haciendo ver que la falta de test significa que, probablemente, hay muchos más casos sin notificar.

La viruela del mono –una infección que provoca síntomas parecidos a los de la gripe y lesiones en la piel– se está extendiendo por todo el mundo desde principios de mayo.

La tasa de mortalidad en brotes anteriores de la cepa que se está propagando actualmente ha sido de alrededor del 1%.

/psg