Pese a la alta incertidumbre local y el complejo panorama económico en Chile, pareciera que el país sigue siendo atractivo para los capitales extranjero.

Esta mañana, el Banco Central informó que el flujo de inversión extranjera directa (IED) recibido entre enero y mayo de este año alcanzó los US$ 9.603 millones. La cifra acumulada es un 60% superior al promedio histórico de la serie 2003-2022 (US$5.990 millones) y está un 17% por sobre el promedio del último quinquenio (US$$8.228 millones).

InvestChile, la Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera, destacó que solo en mayo de este año el ingreso de IED alcanzó los US$1.837 millones, cifra muy superior a la anotada en mayo de 2021, cuando se registró un monto de US$648 millones. El número supera además los US$ 1.168 del promedio de los últimos 12 meses.

Eso sí, el flujo de los primeros 5 meses del año es un 11% menos que el registrado en 2021, cuando la IED alcanzó los US$ 10.839 millones. Esto, según InvestChile, debido a una alta base de comparación “motivada por el inusual flujo de US$5.283 millones ingresado en febrero de 2021, relacionado con operaciones de adquisición”.

Según detalló la agencia, el componente más importante del flujo de IED en el período fue la reinversión de utilidades, con un registro de US$3.953 millones. Las participaciones en el capital alcanzaron un monto US$3.233 millones y los instrumentos de deuda con US$2.417 millones.

A juicio del ministro de Economía, Nicolás Grau, este flujo demuestra que “la inversión extranjera no se ha detenido en el país, sin embargo, aún existe mucho camino para avanzar en materia de inversión y coordinación público-privada”.

En este sentido, Grau añadió que “estas cifras dan muestra de la capacidad de Chile -más allá de operaciones puntuales- para volver a atraer de forma regular inversión en montos superiores a los que teníamos antes de la pandemia”.

“Esto no solo es un reflejo de la imagen que Chile tiene ante los inversionistas, sino también de la confianza que las compañías internacionales tienen respecto de nuestro desarrollo en el mediano y largo plazo, y su ánimo para reinvertir y ampliar sus operaciones en el país”.

Por su parte, la directora de InvestChile, Karla Flores, aseguró que “las cifras son una buena señal sobre el dinamismo de la inversión extranjera y corroboran el alto interés que las compañías tienen por seguir desarrollando negocios en Chile, que es algo que como agencia apreciamos de manera constante”.

“Yo valoro especialmente que este resultado se dé además en un contexto de alta incertidumbre en los mercados globales. Para nosotros es una invitación a seguir trabajando para atraer inversiones que tengan un impacto positivo en la economía y especialmente en la creación de empleos”, concluyó.

/psg