Wall Street cerró en rojo y el Dow Jones de Industriales -que ayer registró su peor jornada desde 2020- perdió un 0,30 %, todo ello cuando los inversores digieren el anuncio de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos de una subida de las tasas de interés de medio punto para frenar la inflación.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones perdió 98,60 puntos, hasta 32.899,97, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 0,57 % o 23,53 enteros, y quedó en 4.123,34.

El índice compuesto del mercado Nasdaq decreció un 1,40 % o 173,03 puntos y cerró en 12.144,66.

Ayer, el indicador que se vio más perjudicado fue el Nasdaq, donde cotizan las principales tecnológicas, que bajó casi un 5 %.

El miércoles, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció una subida de los tipos de interés de medio punto con el objetivo de luchar contra una inflación desbocada, la mayor subida de tipos en más de dos décadas.

Esa subida de tipos, que tiene el objetivo de mitigar la elevada tasa de inflación, fue bien acogida por la bolsa en un primer momento, al cierre miércoles, pero el jueves todos los indicadores reaccionaron a la baja.

Al final de la jornada de hoy, los únicos dos sectores en verde eran el de energía (2,91 %) y el de servicios públicos (0,8 %); mientras que los más perjudicados fueron materias primas (-1,36 %), bienes no esenciales (-1,31 %) y comunicaciones (-1,31 %).

Entre los 30 valores del Dow Jones destacaron hoy el descenso de Nike (-3,49 %), American Express (-2,26 %) y Walmart (-2,08 %), mientras que los mayores beneficios fueron para Chevron (4,43 %), International Business Machines (1,29 %) y Procter & Gamble (1 %).

El petróleo intermedio de Texas cerró la sesión con una subida del 1,4 %, hasta 109,88 dólares el barril, y al término de la jornada en Wall Street el oro se cotizaba a 1.881,60 dólares la onza, la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años subía al 3,14 % y el dólar ganaba terreno frente al euro, con un cambio de 1,0539. EFE

/psg