En Dalcahue, Chiloé, se realizó ayer el velorio y funeral del soldado conscripto Hugo Jonathan Muñoz Sotomayor (19), quien murió el 7 de junio a las 23.00 luego de ser atropellado por el automóvil de un civil. Este último no se detuvo para ser fiscalizado en un control sanitario en el sector La Vara, en la ruta que une Alerce y Puerto Montt, pasando encima del joven militar.

Al lugar también llegaron durante esta jornada el ministro de Defensa, Alberto Espina, y el comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez, para darle las condolencias a la familia y participar de una misa. Luego, las autoridades se trasladarán al Regimiento Sangra, donde pertenecía el fallecido militar, para entregar un punto de prensa y dar sus impresiones por la muerte del soldado.

Hugo Muñoz nació en Dalcahue e ingresó voluntariamente a realizar el servicio militar en el Regimiento Nº 12 “Sangra”, en abril de 2019.

Según cuentan sus cercanos, se caracterizaba por ser un buen compañero y querido por sus camaradas con quienes realizaba el servicio. Además, dicen, destacaba por su comportamiento profesional, por lo que fue ascendido al grado cabo segundo conscripto.

El joven se capacitó en el Ejército para desempeñarse en las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales del Ejército (BRIFE) y terminó sus estudios secundarios en el Regimiento Sangra. Una vez finalizado el servicio, esperaba volver a Dalcahue para estudiar y trabajar para apoyar a su familia.

¿Negligencia o dolo?

En el lugar del atropello fue detenido Rolando Alexander Cea Ramos, quienes hoy es el principal imputado por la muerte del soldado. Para esta persona, la fiscalía pidió un aumento de plazo de su arresto a la espera de una serie de pericias encargadas al Servicio Médico Legal y la SIAT de Carabineros. Esto, para determinar cómo ocurrió la dinámica del atropello.

Según testigos que han entregado su versión a la policía, cerca de las 22.08 Cea transitaba de sur a norte (de Puerto Montt a Alerce). Ahí, intentó evadir el control, acelerando su camioneta a 100 km/h y cambiándose a la pista del lado, quedando contra el sentido del tránsito. Y en esa pista estaba el soldado, quien ante el impacto fue empujado varios metros de distancia en el aire y luego murió.

/gap