El ministro de Hacienda, Mario Marcel, destacó este miércoles la gestión del Gobierno para contener el alza de la inflación en la economía nacional, subrayando que el gasto público bajará un 25% durante este año y que el déficit fiscal será cercano a cero, lo cual a su juicio da cuenta de la disciplina con la que está trabajando el Ejecutivo.

En entrevista con Radio ADN, el secretario de Estado explicó que “la inflación es algo que afecta mucho las expectativas y la percepción económica de las personas y con razón, porque es un fenómeno que afecta a todo el mundo y algo frente a lo cual las personas se sienten impotentes, porque los precios crecen todos los días”.

“Entonces, es natural que eso impacte en las percepciones económicas. Por eso tenemos que luchar siempre contra la inflación y cómo lo estamos haciendo nosotros: Bueno, primero la responsabilidad del control de la inflación es del Banco Central, que ha estado subiendo las tasas de interés desde hace poco más de un año”, añadió.

En esa línea, Marcel indicó que “el fisco, aunque no tenga ese mandato específico, si puede contribuir controlando sus déficit. El año pasado, tuvimos un déficit fiscal del 8% del producto, después de otro 8% del producto del año anterior. Tuvimos finanzas públicas muy desequilibradas y el déficit estructural fue cercano al 11% del producto”.

“En buena medida eso fue por la masividad y magnitud de las transferencias fiscales que se produjeron, los IFE que hicieron crecer el gasto público en 30%. Hoy, lo que muestran nuestras cifras fiscales y que presentamos ayer en el Congreso es que el gasto público va a bajar este año 24%, algo que se pensaba que era imposible”, dijo.

Asimismo, subrayó que “por otro lado, vamos a cerrar el año con un déficit fiscal cercano a cero. O sea, de 8% de déficit estamos pasando a uno cercano a cero y eso es un aporte importante para que la economía se estabilice y se reduzcan las presiones inflacionarias”.

Defensa de bono y bencinas

El jefe de las finanzas fiscales defendió además que el bono de invierno que anunció este lunes el Presidente Gabriel Boric no tendrá impacto en la inflación. “Hay mucha gente que muestra escepticismo porque muestra el paralelo con el año pasado, donde las ayudas fiscales eran tremendamente masivas”, indicó.

En esa línea, sostuvo que “el IFE llegó a 17 millones de personas y eso implicó un déficit fiscal muy grande. En este caso vamos a tener finanzas públicas equilibradas y dentro de ese equilibrio poder financiar este bono de invierno”.

“Para dar un orden de magnitud, esto, comparado con todas las ayudas del año pasado, IFEs y retiros de pensiones, este bono equivale a un 2% de esa magnitud. Entonces, es evidente que en esas circunstancias el impacto inflacionario es cercano a cero”, remarcó.

Durante la entrevista, el titular de Hacienda se refirió también al alza del precio de las bencinas que se espera se concrete mañana. Al respecto comentó que “los combustibles han estado cayendo en las últimas semanas (…) ahora, en Chile no se siente en esa misma magnitud porque ha estado aumentando el precio del dólar”.

“Entonces, una bencina en dólares más barata, pero que se tiene que cambiar a peso no hace una diferencia tan grande. Ahora, lo que si podemos decir respecto de los precios que se van a anunciar ahora es que vamos a tener un incremento que va a estar más cercano al límite de los 12 pesos que está establecido en el Mepco”, dijo.

Según Marcel, “no nos vamos a salir de la banda en las magnitudes que ocurrió por el aumento brusco del valor del dólar. Es cierto que está alto, pero se compensa por esta caída de los precios internacionales”.

En cuanto al precio del dólar, manifestó que “el tipo de cambio es algo muy difícil de predecir, en este momento está respondiendo a fenómenos de carácter global, hemos visto que está volviendo la igualdad entre el dólar y el euro y hemos tenido caídas muy bruscas en el precio del cobre y eso también le pega a nuestra moneda”.

Finalmente, destacó que “los alimentos a nivel internacional vienen bajando desde ya hace poco más de un mes. Eso es una buena noticia, excepto porque está ocurriendo porque la economía mundial está más débil y hay temores de recesión, desgraciadamente”.

/psg