Telefónica Chile S.A. (Movistar), el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) y la Asociación de Consumidores de Santiago (Acosan) cerraron un acuerdo millonario en tribunales en el marco del juicio por alzas unilaterales en planes de televisión por cable.

Todo comenzó cuando el 17 de junio de 2019, la organización presentó una demanda colectiva en contra de Movistar. Luego, Sernac también presentó un acción en la misma línea y el 24 de marzo de 2021 ambas acciones fueron acumuladas.

Pulso tuvo acceso al escrito en el que las partes solicitaron la aprobación del avenimiento ingresado al 25° Juzgado Civil de Santiago. En el documento se detalla que las demandas fueron presentadas por las alzas de $1.000 y $1.500 en los planes de televisión por cable aplicadas por Movistar a partir de marzo de 2019; solicitándose, la interrupción de las alzas, la devolución de los montos cobrados y la nulidad de la cláusula contractual con la que se aplicaron.

Frente a la demanda, Movistar alegó que la cláusula era legal y que los ajustes de precios habían sido propuestos mediante diversos medios y en los plazos establecidos en el contrato, siendo aceptados por los consumidores, por lo tanto, sostuvo que no existiría infracción a la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores (LPDC).

De acuerdo al avenimiento, el acuerdo alcanza a la totalidad de consumidores a los que se aplicaron los aumentos en sus planes de televisión a contar de marzo de 2019. Según la información proporcionada por Movistar, el número total de consumidores afectados y, por ende, beneficiados por el acuerdo, es de 474.347, los cuales recibirán una serie de indemnizaciones.

“La restitución de la totalidad de lo cobrado por concepto de alzas en los precios de los planes de televisión, lo que asciende a $4.217.548.168 que, reajustado por IPC a enero de 2022, da una suma de $4.556.287.161″, acotó el mismo documento.

Al monto reajustado, se aplicarán intereses a una tasa equivalente al promedio de las tasas de captación en moneda reajustable (UF) a 90 días a 1 año (0,66% anual), correspondiente al mes de inicio de los cobros cuestionados.

Una indemnización de $1.800 por consumidor, por las eventuales molestias que pudieron experimentar los afectados. A ello se suma el pago de 0,15 UTM, equivalentes a la fecha efectiva de pago, a todos los consumidores que realizaron reclamos ante Sernac sin distinción del medio a través del cual se presentó, como “costo del reclamo”.

Sin embargo, la forma de pago de cada uno de estos conceptos dependerá de si el consumidor es o no cliente vigente de la compañía.

Telefónica, en el marco del juicio, contó con la asesoría de Alfredo Waugh, socio de GWJA Abogados. Mientras que la representación de Sernac y Acosan en el proceso estuvo en manos de Alfredo Calvo, Coordinador General de Juicios, y el abogado Juan Antonio Espina, respectivamente.

Movistar Chile expresó su “satisfacción por el esfuerzo que las partes del proceso desplegaron para poner término a una controversia derivada de la interpretación del contrato de servicios de telecomunicaciones y al hecho que se acuerda el texto de una cláusula que reconoce la posibilidad que, año a año, se pacten nuevas condiciones contractuales”.

Desde Sernac explicaron que “de aprobarse este avenimiento por el tribunal- sería el 5° de mayor compensación en beneficio de los consumidores en los últimos 5 años”.

“En el año 2018, el acuerdo por $100 mil millones aproximadamente con CMPC por la colusión del papel confort es el más alto del último tiempo, lo sigue, el avenimiento con el Banco de Chile (2018) por un monto de aproximado de $19 mil millones de pesos a consumidores que se vieron afectados por cobros indebidos de comisiones”, complementó.

/gap