Rusia conmemora el 9 de mayo de cada año el Día de la Victoria, para celebrar el triunfo de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi en 1945. Se trata de una celebración muy importante en el país y, pese a que este año coincidirá con la guerra que libran los rusos en Ucrania, el conflicto bélico no impedirá el desfile militar por la Plaza Roja de Moscú.

Uno de los argumentos del presidente ruso, Vladímir Putin, para iniciar la invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero fue el de “desnazificar” el país vecino. Por ello, el 9 de mayo -cuando se conmemora el 77 aniversario de la victoria de las tropas soviéticas sobre el Ejército de Hitler- puede ser una fecha clave en el conflicto bélico en el Este de Europa.

En este contexto, existe el temor de que Putin intensifique los ataques en Ucrania el 9 de mayo, para conseguir alguna conquista simbólica en la misma fecha en la que se celebra el Día de la Victoria sobre la Alemania nazi. El líder del Kremlin prometió la semana pasada que los objetivos marcados en la campaña se cumplirán con toda seguridad. Rusia ya ha reconocido sus planes de conquistar el Donbás y también todo el sur de Ucrania.

Esta preocupación ha sido expresada por el ministro de Defensa de Reino Unido, Ben Wallace, quien ha trasladado su pronóstico de que Putin intensificará el conflicto en Ucrania el 9 de mayo, declarándole la guerra a “los nazis” y pidiendo una movilización masiva contra su país vecino. Según Wallace, este llamamiento podría darse durante el desfile del Día de la Victoria por las calles de Moscú.

Fecha importante en la guerra

“No me sorprendería que declare esta alerta de que Rusia está ahora en guerra con los nazis del mundo y necesita una movilización masiva de la población rusa”, ha dicho Wallace en una entrevista para la emisora británica LBC. “Ha estado inclinando el terreno de juego sentando las bases para poder decir ‘mira, esto ahora es una guerra contra los nazis, y lo que necesito es más gente. Necesito más carne de cañón rusa‘”, ha advertido el ministro de Defensa de Reino Unido.

Respecto al Día de la Victoria también se ha pronunciado el Papa Francisco, quien ha asegurado que en su reciente encuentro con el presidente de Hungría, Viktor Orbán, el húngaro le aseguró que los rusos “tienen un plan y que el 9 de mayo todo habrá terminado“.

Asimismo, fuentes militares ucranianas citadas por el periódico ‘The Times’ ha alertado de que Rusia busca abrir un nuevo frente contra Ucrania desde Moldavia y varios “indicadores” apuntan a un ataque contra esa antigua república soviética en un futuro cercano. De hecho, advierte de que el país ruso podría crear un “pretexto” para intervenir en Moldavia para hacerlo coincidir con el desfile del Día de la Victoria.

Por tanto, el 9 de mayo, una fecha que fue tan importante para la URSS en la Segunda Guerra Mundial -allí conocida como Gran Guerra Patria- al conseguir vencer a las tropas de la Alemania nazi, también puede ser fundamental en el devenir de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Desfile militar en Rusia

El 9 de mayo es festivo en Rusia -igual que en otras antiguas repúblicas soviéticas, entre ellas Ucrania– y se realiza un desfile militar en la Plaza Roja de Moscú. La guerra con Ucrania no detendrá la celebración del Día de la Victoria y, el pasado jueves, las tropas rusas realizaron un ensayo nocturno frente al Kremlin, en el que participaron más de 10.000 soldados y 131 equipos militares como parte de la columna motorizada.

Hasta el momento, se desconoce si en el desfile del 9 de mayo también serán invitadas algunas de las unidades que combaten en Ucrania, donde 1.351 soldados rusos habrían muerto, según fuentes oficiales. Sin embargo, sí se conoce que desfilarán misiles intercontinentales, tanques, baterías antimisiles, blindados, aviones y helicópteros.

El próximo ensayo nocturno se realizará también en la Plaza Roja el 4 de mayo; y el día 7 será el último ensayo general del desfile. En esta ocasión, Rusia no invitará a ningún líder mundial al desfile militar del 9 de mayo. “No hemos invitado a ningún líder mundial al Día de la Victoria. Ese año no es un aniversario redondo”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, ya que este año se celebra el 77 aniversario.

/gap