La escalada inflacionaria que vive la economía chilena, al parecer, no cede. No hay atisbos, todavía, de una moderación en los precios, sino que lo contrario. Así, como ya ha ocurrido con meses anteriores, las expectativas de IPC para mayo -el que informará este miércoles el INE- se han venido corrigiendo al alza y los economistas consultados las ubican en un rango de 1% a 1,5%.

De concretarse, el IPC acumulado entre enero y mayo llegaría a entre 5,9% y 6,4%, duplicando en sólo cinco meses la meta anual de inflación de 3% del Banco Central. A su vez, en doce meses, si el registro de mayo es de 1%, la variación de los precios pasará de 10,5% a 11,3%, mientras que si fuera de 1,5%, subirá hasta 11,9%. En cualquiera de ambos escenarios, se tratará de la inflación más alta desde mediados de 1994, hace 28 años.

En la parte alta de las proyecciones se sitúa Carmen Gloria Silva, economista de Banco Santander, quien espera un IPC de 1,5%. De acuerdo a la experta, estos mayores precios se darán “tanto por precios internacionales elevados de alimentos y combustibles, como por factores estacionales”.

Algo más atrás está Francisca Pérez, economista principal de Bci, quien prevé un IPC de 1,1%. Mismo pronóstico tiene Martina Ogaz, economista de EuroAmerica, pero a diferencia de Pérez, este se fue elevando en el mes. “Hemos corregido al alza nuestra estimación de IPC desde la segunda semana de mayo, ante mayores presiones que hemos observado en el precio de gas por red y otros riesgos alcistas como transporte aéreo, sumados a los ya observados en alimentos y combustibles”, menciona.

En la parte más baja del rango se encuentra Marco Correa, economista jefe de Bice Inversiones, cuya estimación es de 1%, la que corrigió levemente desde 0,9% la última semana.

Ahí mismo se ubica la economista jefa de Banchile, Carolina Grünwald. “Nuestro dato publicado hace un mes era de 0,7%. Esa cifra ha venido subiendo con el correr de las semanas, según el seguimiento mensual y esperaría que cierre en torno a 1%”, acota.

El peak está cerca

¿Hasta dónde seguirá subiendo la inflación en 12 meses? Entre los economistas consultados no hay unanimidad sobre cuál será ese peak y cuándo se alcanzaría. Para algunos será tan pronto como mayo, mientras que para otros estará entre junio y agosto. El máximo fluctúa entre 11,3% y 13%.

Para Correa, el registro más alto en 12 meses de este ciclo se habría concretado en mayo (11,3%), mientras que para Grünwald y Silva entre mayo y junio. Para Pérez todavía habrá que esperar, puesto que prevé que el peak se concrete entre julio y agosto, llegando a un 13% anual. Ogaz, en tanto, cree que el techo de inflación en doce meses se anotará en agosto (12,5%).

De allí en más, los expertos proyectan que los precios comiencen a ceder de manera paulatina. Hoy el rango de la inflación para el cierre de 2022 se sitúa entre 8,7% y 10,1%.

Correa tiene en su escenario base un 8,7%. No obstante, aclara que el sesgo es al alza, dadas las presiones internacionales que persisten.

Grünwald puntualiza que su proyección oficial para el año es 8,8%, pero anticipa que la subirá. “Sólo por el impacto de la mueva modificación del Mecanismo de Estabilización del Precio de los Combustibles (Mepco), donde las bencinas subirán un máximo de $12 por litro, se agregarán 0,2 punto porcentuales a diciembre”, detalla.

Para Silva, habrá una moderación paulatina en el segundo semestre, “producto del ajuste de la actividad y por altas bases de comparación, en particular de septiembre y octubre. En nuestro escenario base anticipamos que la inflación alcanzaría 9,5% a fines de 2022″.

Ya en la parte alta está Pérez, quien si bien de momento anticipa un cierre de año de 9,2%, agrega que “si se concretan los cambios al Mepco podría llegar a 9,7%-9,8%”. Y Ogaz, quien prevé un 10,1%.

Hasta dónde subir la tasa de interés

El cuadro para el Banco Central (BC) está complejo y la pregunta es, ¿hasta dónde es recomendable subir la tasa de interés sin generar un frenazo económico mayor en 2023? Para los expertos, un nivel entre 9% y 9,5% es el techo que debería alcanzar la Tasa de Política Monetaria (TPM) en este ciclo. Hoy está en 8,25%.

“Nuestra visión es que debería aumentar una vez más la TPM, a 9%, en la reunión de esta semana”, comenta Pérez. Para Silva, “las presiones inflacionarias aún están presentes, lo que requiere una tasa de interés más elevada que podría alcanzar a 9,5% en las siguientes reuniones. Subir más allá de ese nivel podría afectar la actividad económica, la que ya se encuentra en una fase de ajuste”. Ogaz subraya que “dado los desbalances macroeconómicos que ha presentado la economía local desde 2021 y que en parte se han reflejado en el sostenido aumento de la inflación, muy probablemente el consejo del BC vuelva a subir la TPM en las próximas reuniones y alcance un máximo de 9,5%”.

Mismo nivel ve Correa, donde el BC la llevaría en su próxima reunión. “Este nivel se mantendría hasta fines de año, para luego disminuirlo lentamente. De todas formas, la actividad registrará variaciones negativas durante la segunda mitad de este año, pues además de una TPM altamente restrictiva, no hay estímulos positivos, y la incertidumbre local e internacional sigue siendo elevada”, puntualiza.

/psg