El dólar mantuvo la fuerte tendencia alcista que mostraba en la mañana, en medio de las expectativas de nuevas alzas de tasas en Estados Unidos para controlar la desbordada inflación que afecta a la potencia norteamericana.

El billete verde terminó su primera sesión de la semana con un incremento de $20,10, en puntas de $863,60 vendedor y $863,30 comprador.

Se trata de su mayor precio desde el 12 de mayo de este año ($865,00).

También corresponde al mayor aumento diario desde el 20 de diciembre del año pasado, cuando escaló $35,10, tras el triunfo de Gabriel Boric en las elecciones presidenciales.

Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria, dijo que “el dólar sube con fuerza en la presente jornada, continuando con el impulso del viernes pasado, después que conocer la mayor inflación en más de 40 años en Estados Unidos, situación que presionaría a la Reserva Federal (Fed) para que continúe con un proceso de alzas de tasas agresivo”.

“Esta semana estaremos atentos a datos sectoriales en China, que pueden generar mayores movimientos en el metal rojo, además de cifras económicas y la decisión de tasas de la Fed en Estados Unidos, la cual se conocerá el miércoles y vendrá acompañada de las proyecciones económicas por parte de la entidad monetaria norteamericana”, añadió.

Mientras que Sergio Cisternas, analista de Libertex, comentó que el mercado está “anticipando un alza en las tasas de interés por sobre lo esperado por parte de la Fed para este miércoles, además del último dato de IPC, que se posicionó con un incremento de 0,6% en mayo y 8,6% interanual. Todo esto, además de remecer los mercados, posiciona las miradas en nuestro tipo de cambio, siendo el peso chileno la segunda moneda que más se ha debilitado frente al dólar a nivel mundial (solo viéndose superada por el real brasileño) y con su mayor alza diaria en los últimos 4 meses”.

/psg