El precio del cobre tocó su nivel más bajo en diez meses -quedando muy cerca de perder el piso de los US$4 la libra-, mientras las importantes subidas de tasas de interés en distintos países alimenta la preocupación por una posible recesión mundial y una menor demanda de metales industriales, especialmente en el principal consumidor, China.

La principal exportación chilena anotó su octava caída consecutiva tras retroceder 2,48% -su mayor desplome desde el 12 de mayo- este lunes el cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME), al transarse en US$4,02563 la libra contado `grado A`, que se compara con los US$4,12814 del viernes y los US$4,12996 del jueves.

Se trata de su menor nivel desde el 19 de agosto de 2021, cuando se cotizó en los US$3,98050 por libra.

Con ello, el promedio mensual bajó a US$4,25353, mientras que el anual retrocedió a US$4,46665.

“El estado de ánimo es de aversión al riesgo porque los responsables de la política monetaria están subiendo las tasas para controlar la inflación”, dijo el analista de SP Angel John Meyer a Reuters, añadiendo que la confianza también está siendo afectada por la preocupación sobre una desaceleración de la demanda en China debido a su política de cero covid.

Cabe mencionar que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos subió las tasas de interés en 75 puntos básicos la semana pasada, lo que supone la mayor subida desde 1994. Además, el banco central norteamericano espera subir los tipos de forma constante a lo largo de 2022.

Por su parte, el Banco Central Europeo señaló la semana pasada una serie de subidas de tasas a partir de julio, mientras que el Banco de Inglaterra subió los tipos 25 puntos básicos hasta el 1,25% el jueves y el Banco Nacional Suizo subió los tipos por primera vez en 15 años.

La estricta política china de control, pruebas y aislamiento constantes de sus ciudadanos para evitar la propagación del coronavirus ha golpeado la economía y el sector manufacturero del país.

Los recortes de las tasas por parte del banco central chino para estimular el crecimiento también son difíciles ante las subidas en otros lugares, con la posibilidad de que el yuan se deprecie y haya salidas de capital.

“Pronosticamos un mercado mundial de cobre ampliamente equilibrado en 2022, con un cambio hacia el superávit en la segunda mitad de 2022 y 2023 para dar lugar a una reconstrucción de los inventarios de cobre agotados”, dijeron los analistas de UBS al mismo medio.

El telón de fondo económico no es consistente con el crecimiento de la demanda del 3-5% anual necesario para mantener el mercado equilibrado/en déficit en 2023/2024″, agregan.

Con todo, Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria, dijo llamó a tener “mucha atención con la posible paralización total de Codelco, porque si se concreta y comienza a extenderse, el mercado del cobre proyectarían una reducción en los suministros de corto plazo, situación que podría generar alzas en el metal rojo y caídas del dólar en nuestro país en el corto plazo”.

Juan Ortiz Godoy, analista senior de mercados de XTB Latam, indicó que ” la decisión de cerrar la división Ventanas podría impactar en el precio del cobre si se llegan a extender hacia otras decisiones de la empresa estatal. Por otro lado, los temores a una recesión están impactando en las perspectivas de demanda del metal rojo produciendo que baje su precio en estos momentos”.

/psg