Dmitry Medvedev, expresidente de Rusia y uno de los más leales aliados de Vladimir Putin, lanzó una temible amenaza a los países de accidentes para tratar de evitar que Estados Unidos suministre armas a Ucrania.

“Los Jinetes del Apocalipsis están en camino”, dijo Medvedev, refiriéndose a un “ataque total” a occidente por el apoyo militar que le han brindado a la contraparte de rusia en la guerra que se libra actualmente en Europa.

Conocido como el “hombre sí” de Vlad, Medvedev, de 56 años, era visto anteriormente como más moderado que el líder ruso, aunque ha adoptado una línea cada vez más dura en los últimos años.

Como subjefe del consejo de seguridad nacional de Rusia, lanzó una escalofriante amenaza a Ucrania y sus aliados la semana pasada.

Refiriéndose a sus ardientes publicaciones en la aplicación de mensajería Telegram, dijo: “A menudo me preguntan por qué mis publicaciones en Telegram son tan duras. La respuesta es que los odio. Son idiotas y degenerados”.

“Quieren la muerte para Rusia. Y mientras esté vivo, haré todo lo posible para que desaparezcan”, agregó el expresidente.

Sigue una advertencia anterior de Medvedev, quien se desempeñó como presidente ruso entre 2008 y 2012, de que Rusia estaba lista para expandir sus operaciones militares si era atacada por misiles occidentales suministrados a Ucrania.

El exdiputado opositor ruso Dmitry Gudkov ha afirmado que Medvedev está preparando una toma de poder si Putin es forzado a dejar el cargo.

“Está tratando de complacer a los de línea dura con la esperanza de que lo asciendan, en caso de que Putin deje el cargo”, dijo a The Times.

/gap